CapturaOspinoRaptoChiaBebeSuminLAFM.jpg
Suministrada a LA FM
20 Feb 2018 01:59 PM

Hermana del hombre que mató a su hijastra: no creo que él haya sido capaz

La hermana del confeso asesino de la menor aseguró que hay un mal entendido tras la extraña muerte de la bebé.
La
Fm

Luego de que Alexander Ospino confesara que asesinó en Chía, Cundinamarca, a su hijastra María José Ospino, de cinco meses, su hermana Yelitza Ospino aseguró que todo debe tratarse de un mal entendido.

Lea más en: Bebé que fue raptada en Chía por su padrastro fue hallada sin vida

Yelitza aseguró que cree en la inocencia de su hermano, “no creo que mi hermano sea capaz, algo debe haber detrás de eso. Todo fue por celos”.

Ospino, quien se dedicaba a labores de construcción, según su hermana, tuvo una discusión con la madre de la bebé antes de raptarla.

“El problema fue porque él se vio con la exmujer para llevarle el permiso de otra de sus hijas que se va para México y a la madre de la bebé le molestó eso y le formó problema, incluso se agredieron físicamente”, relató.

Según Yelitza, la relación de su hermano y de Judis Pereira, madre de María José, giraba en torno a los celos de la mujer, quien varias veces lo habría amenazado con dejarlo e irse para la Costa Atlántica.

“Él adoraba a esa niña, tanto que le dio el apellido. Ahora se tiró la vida por esa vieja, todo fue por los celos”, insistió.

Según Yelitza, Ospino actuaba como un padre biológico pese a que solo le había dado el apellido. “Él se levantaba a hacerle la comida a la niña porque ella se iba y no avisaba. No podemos creer que haya hecho algo así, Alexander es una persona muy amorosa que se dejó llevar por los celos de ella”.

Por su parte, la madre de la bebé indicó que no sabe por qué se dieron los hechos: “él era un hombre muy cariñoso, no tengo queja de él para nada, no es agresivo por eso no entiendo qué pasó”.

La mujer agregó que “él me dijo que si lo dejaba y me iba para la Costa él se iba a Villavicencio porque su motor éramos la niña y yo. Ahora no sé qué pasa, no sé qué pasó”.

La captura de Ospino se dio en el municipio de San Carlos de Guaroa, Meta. Se le profirió inicialmente orden de captura por el ejercicio arbitrario de la custodia. La familia de la bebé llevaba un mes y medio viviendo en Chía y son oriundos de la Costa Atlántica.

Por la captura de este hombre las autoridades harán efectiva una recompensa de 20 millones de pesos.