Procuraduría-LA-FM-Colprensa.jpg
Archivo Colprensa.
17 Jun 2021 10:37 AM

Procuraduría recolecta pruebas sobre carro bomba en Brigada del Ejército en Cúcuta

La Procuraduría establecerá si hubo alguna irregularidad de carácter disciplinario por parte de algún funcionario encargado de la seguridad.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

La Procuraduría General de la Nación inició las primeras indagaciones por el atentado con carro bomba en la Brigada 30 del Ejército Nacional en la ciudad de Cúcuta, cuya explosión dejó 36 personas heridas.

La procuradora, Margarita Cabello, designó como agente especial a la Dirección Nacional de Investigaciones Especiales, para que en el marco disciplinario adelante el recaudo de pruebas relacionadas con el atentado terrorista.

Le puede interesar: Hipótesis sobre atentado al Ejército apunta a complicidad en guarnición militar

En esas indagaciones, la Procuraduría establecerá si hubo alguna irregularidad de carácter disciplinario por parte de alguno de los funcionarios encargados de la seguridad del Batallón, en la entrada del vehículo que llevaba los explosivos.

“Para el Ministerio Público se hace necesario indagar la posible omisión de deberes para salvaguardar la seguridad de las instalaciones de la Brigada, y del personal que allí labora”, advirtió la entidad en un comunicado.

En videos de cámaras de seguridad quedó registrado el momento en que ingresa el vehículo al batallón. Las primeras investigaciones indicarían que la camioneta Toyota Fortuner, de placas JGX 180, fue comprada en dos pagos, uno de 20 millones y otro de 100 millones de pesos.

La Fiscalía investiga las razones por las cuales se permitió el ingreso del vehículo a las instalaciones militares. Hasta el momento se sabe que el hombre que conducía la camioneta, al parecer, no se identificó como miembro de la institución.

Lea además: Atentado a brigada 30 en Cúcuta: se conocen detalles sobre el carro bomba

Las primeras versiones apuntan a que ese hombre permaneció al interior de la guarnición militar durante dos horas y quince minutos, tiempo en el cual se movilizó por varias partes del Batallón.

Las autoridades no descartan una posible complicidad de militares al interior del Batallón que había permitido el ingreso del vehículo y su posterior explosión.

También se habla de que el atentado con carro bomba podría haber estado dirigido contra los 11 militares norteamericanos que estaban trabajando directamente con las fuerzas colombianas en varios temas de seguridad.