Senador Arturo Char
Colprensa
11 Nov 2020 07:07 PM

Procuraduría asume investigación contra Arturo Char por presunta corrupción en Barranquilla

El caso tiene que ver con una presunta exigencia de coimas para la construcción de un tanque de agua.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

La Procuraduría General asumió las investigaciones disciplinarias contra el presidente del Congreso, Arturo Char, por presuntos actos de corrupción en Barranquilla que tienen relación con las obras de un tanque de agua en el 2014. 

Las investigaciones se desprenden de una queja interpuesta por el ganadero Luis Enrique Guzmán Chams por los presuntos delitos de concierto para delinquir, constreñimiento e instigación a delinquir, y amenazas

Lea además: Ordenan medida de aseguramiento contra gobernador de Putumayo

Esas denuncias tienen relación con la columna de María Jimena Duzán titulada ‘El rey Álex y la reina Margarita’.

La columnista muestra el documento en el cual el ganadero denunció ante la Fiscalía a Char y su primo Alex, exalcalde de Barranquilla, por el contrato de obra, señalando a Char “como el receptor de varias coimas dentro del contrato”.

Supuestamente Guzmán Chams presentó la denuncia porque a pesar de ser una de las personas que entregó coimas para esa construcción a cambio de beneficios, no recibió nada.

Empezó a cansarse de pagar las coimas que le pedían sin recibir ningún beneficio y decidió denunciarlos ante la Fiscalía para ver si por esa vía podía recuperar el dinero invertido en las coimas”, dice la columna.

Lea también: Procuraduría cita a primeras declaraciones por muertes tras motín en Estación de San Mateo

Esa columna también nombra a la electa procuradora General, Margarita Cabello Blanco, quien emitió un comunicado en octubre rechazando el uso de su nombre. 

“Nadie por ningún motivo, puede hacer uso de mi nombre y bajo esa premisa, descalifico a cualquiera que lo haga en beneficio de sus intereses”, dice el breve comunicado emitido en octubre.

La columna de Duzan señala que supuestamente el contratista David Name habría usado el nombre de la electa Procuradora, antes Ministra de Justicia, para intimidar al ganadero con el fin de que retirara la denuncia.