Gustavo Petro
Colprensa
26 Dic 2019 07:06 PM

Petro busca tumbar todo el fallo de la Contraloría Distrital en su contra

El senador radicó una acción de nulidad ante el Consejo de Estado.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

El exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro radicó ante el Consejo de Estado una acción de nulidad y restablecimiento del derecho en contra del fallo emitido por la Contraloría Distrital que lo sancionó por la modificación del modelo de aseo que puso en marcha su administración en diciembre de 2013.

En la acción, el senador de la ‘Colombia Humana’ pide que se tumbe toda la sanción, extendiendo así la suspensión provisional parcial de los efectos del fallo emitido por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca que tumbó la sanción impuesta en su contra por el organismo de control fiscal del Distrito. 

Lea aquí: Cara a cara en la Policía tras polémica por investigaciones

El despacho del magistrado Roberto Augusto Serrato ya tiene registro de fallo y se espera que en enero del próximo año presente esta decisión ante la Sección Primera del Consejo de Estado para tomar una decisión de fondo. 

En el fallo emitido el pasado 5 de septiembre, el Tribunal suspendió la multa interpuesta en contra de Petro por las irregularidades que se habrían presentado en la planeación y ejecución del programa ‘Bogotá Sin Basuras’. 

En su momento, la Contraloría determinó que debido al alquiler y compra de volquetas y camiones recolectores se había presentado un descalabro a las finanzas del Distrito, por lo cual le impuso una multa de 97 mil millones de pesos al mandatario distrital. 

Lea además: Trabajadores dicen que el Gobierno se burló del país con aumento "miserable" del mínimo

Para el órgano de control fiscal, Petro había celebrado los millonarios contratos sin adelantar una licitación pública para la adquisición de los camiones, los cuales tuvieron grandes fallas y problemas mecánicos. 

En 2014, la Procuraduría General destituyó e inhabilitó a Petro por 15 años para ejercer cargos públicos al considerar que había incurrido en tres conductas gravísimas.

Dicho fallo disciplinario fue anulado por el Consejo de Estado al considerar que la Procuraduría General se había extralimitado en sus funciones.