Patrullera Policía
Cortesía Facebook
5 Oct 2021 02:53 PM

Patrullera Andrea Cortés reitera que fue víctima de una persecución dentro de la Policía por ser trans

La agente, que fue destituida por no pagar una crema facial, asegura que en la Institución ven a una mujer trans como algo antinatural.

“No tiene sentido seguir luchando con una institución que a una mujer trans la ven como antinatural, la gente no sabe, no se imagina por todo lo que yo he pasado, institucionalmente lo que han hecho conmigo lo que se les ha dado la gana”. De esta forma reaccionó la patrullera Andrea Cortés Guarín del fallo que la destituyó de la Policía y la inhabilitó por once años para ejercer cargos públicos.

Con el uniforme puesto y la voz entrecortada, la patrullera agradeció los mensajes de apoyo y fuerza que ha recibido después que se conociera la decisión de la Policía de desvincularla por no pagar una crema facial en una droguería en hechos registrados en junio pasado.

En contexto: Destituyen a la patrullera Andrea Cortés, primera policía trans en Colombia

En diferentes publicaciones en su red social la patrullera Cortés –recordada por ser la primera policía trans en la historia del país- señaló que fue víctima de una persecución por su orientación sexual. Estos hechos llevaron a un proceso exprés y a una desvinculación deshonrosa de la Institución.

“Todo está en manos de Dios y mi abogado, pero sinceramente está difícil la situación, no sé qué haré o a qué me dedicaré de aquí en adelante con tan poco”, publicó Cortés en su cuenta de Instagram.

En el fallo disciplinario emitido el pasado lunes, la Policía señaló que debido a la gravedad de su conducta y al dolo con el que actuó la uniformada debía ser desvinculada de la Institución puesto que había incumplido con sus deberes y funciones.

Lea también: Un buzo negro, la prueba clave contra implicado en el crimen de capitán de la Policía en Soacha

Se cuestionó el hecho que sabiendo que se trataba de un delito tomara del escaparate de la droguería la crema aprovechando la distracción de la vendedora. Un video de una de las cámaras de seguridad del establecimiento fue la prueba clave para identificar plenamente a la patrullera Cortés como la persona que entró al local, compró dos productos y a la hora de pagar tomó la crema y la metió en la bolsa.

La defensa de Cortés anunció que presentará un recurso ante la Procuraduría General con el fin que revise y anule el fallo disciplinario.

Fuente
Sistema Integrado Digital