Masacre Llano verde
Cortesía Alcaldía de Cali
29 Ago 2020 05:29 PM

Masacre de jóvenes en Llano Verde: Dos imputados irán a la cárcel

Los capturados no aceptaron los cargos.
Lina
Cárdenas
@liniscar

Con medida de aseguramiento provisional en establecimiento carcelario fueron acogidos Juan Carlos Loaiza Ocampo y Yefferson Marcial Ángulo Quiñonez, imputados por la masacre de los cinco menores de edad en el barrio Llano Verde de Cali, ocurrida el pasado 11 de agosto.

Lea también: Masacre de cinco jóvenes en Llano Verde: Capturados no aceptan cargos

Juan Carlos Loaiza Ocampo y Yefferson Marcial Ángulo Quiñonez, quienes fueron capturados por la masacre de los cinco menores de edad en el barrio Llano Verde ocurrida el pasado 11 de agosto no se allanaron a los cargos por homicidio agravado en concurso homogéneo y heterogéneo por el delito por fabricación y/o porte de armas de fuego imputados por la Fiscalía General. 

Loaiza de 24 años de edad y Ángulo de 32 no aceptaron los cargos por homicidio agravado en concurso homogéneo y sucesivo con el de fabricación y/o porte ilegal de armas de fuego. 

La medida fue impuesta por el juez 25 de control de garantías Guillermo Andrade, quien consideró que los delitos a los cuales los imputados se enfrentan conllevan penas supremamente altas y no permiten la medida de aseguramiento domiciliaria. Agregó que será el juez penal del circuito el que deberá establecer si hay una probable coautoría o si son inocentes. 

Le puede interesar: Familiares de jóvenes masacrados en Llano Verde realizan plantón en Cali

La Fiscalía aseguró que los hechos sucedieron el pasado 11 de agosto entre las 12:30 y la 1:30 pm cuando los perpetradores vieron a Álvaro José Caicedo, Jair Cortés, Josmar Jean Paul Cruz, Luis Fernando Montaño y Léider Cárdenas en el cañaduzal y motivados por Gabriel Alejandro Bejarano, quien está prófugo de la justicia, los cercaron y los dispusieron en un mismo sitio; una vez fueron interceptados, fueron reunidos y los despojaron de los cuchillos que los menores tenían.

De acuerdo a testimonios de los implicados que voluntariamente quisieron dar su versión de los hechos, Bejarano llegó al sitio, les gritó a los menores, los obligó a arrodillarse en el suelo y les disparó. Loaiza y Angulo denunciaron intimidaciones si llegaban a contar lo sucedido.

Le puede interesar: Escenarios deportivos de alto rendimiento en Cali volverán a funcionar desde el 1 de septiembre

Para el fiscal, los móviles del homicido fueron el resultado de un hecho por intolerancia al observar a las cinco víctimas cogiendo caña en propiedad privada.