Luis Gustavo Moreno
Fiscalía
14 Ene 2021 06:19 AM

Luis Gustavo Moreno asegura que su vida corre peligro en la cárcel Modelo

El exfiscal anticorrupción dijo que desconoce por qué no lo han trasladado a Cespo, cómo lo ordenó el juez del caso.
Luis Francisco Cifuentes
Luis Francisco
Cifuentes
@CifuentesM

El  exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, afirmó que teme por su vida estando en la Cárcel Nacional Modelo,  porque no se le han suministrado las medidas de seguridad, teniendo en cuenta que es un colaborador de la justicia.

En  diálogo con la periodista María Jimena Duzán, el exfiscal consideró  que todos políticos, exmagistrados y funcionarios  a los que ha denunciado en desarrollo de este proceso, buscan callarlo.

Lea aquí: Disidencias se hacen pasar por policías para delinquir en Guaviare

" Yo sí veo manos oscuras detrás de todo esto,  que lo que quieren es que yo sea asesinado y en el entretanto que me llene de temores,  para no declarar,  para que no se amplíe la lista de implicados y para que no siga cooperando con las autoridades", agregó.

Recordó que hasta el momento ha hecho denuncias contra 26 personas, la mayoría de ellos políticos, pero que pareciera que dichas investigaciones no han avanzado nada,  solo en el caso  de  Álvaro Ashton que está en libertad, mientras que los otros están en la impunidad.

"Yo era un miembro de esa organización criminal, pero no hubiera podido dar ningún tipo de resultados si no tuviera el respaldo al interior de la Corte  Suprema de Justicia de esas personas que hicieron parte lo que el país conoce como el Cartel de la Toga”, dijo el exfiscal.

Le además: Excombatiente asesinado en el Catatumbo sería integrante de las disidencias

Agregó que la oficina que tenían con el exmagistrado Francisco Ricaurte y su compañera sentimental  Luz  Marina, era para darle  apariencia de legalidad a dichos actos de corrupción que eran delitos de cuello blanco qué se disfrazaron de una representación legal.

“Las personas que se beneficiaron de estas acciones no eran monjas de la caridad, eran y son delincuentes y fuimos, en mi caso, delincuentes de cuello blanco y por eso lo admito”, agregó.

Puntualizó que "los colombianos  no se pueden tragar una mentira de esas de una corporación que  investiga  y  juzga" y que "no son panaderos" para no tener experiencia en este tipo de cosas.