Ilustración. Niña indígena.
Ilustración. Niña indígena.
Foto cortesía
6 Jul 2020 11:48 AM

Las pruebas contra los 8 militares señalados de violar a niña en Guaviare

Fiscalía e ICBF deberán entregar a la Procuraduría documentos sobre el caso.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

La Procuraduría General de la Nación aceleró las investigaciones por la violación de la que fue victima la menor de 15 años de la comunidad indígena nükak makú, en el departamento de Guaviare.

Al abrir investigación disciplinaria a ocho suboficiales del Ejército, que estarían -al parecer- involucrados en los hechos, pidió copias de las investigaciones que adelanta la Fiscalía General de la Nación y el proceso en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), seccional Guaviare.

Lea aquí: Los símbolos que usan los pedófilos para identificarse entre ellos

Esos documentos serán tenidos en cuenta como pruebas determinantes en el proceso disciplinario contra los uniformados.

El Icbf seccional Guaviare deberá entregar copia del proceso administrativo que ha adelantado para el restablecimiento de derechos de la menor indígena, que deberá contener todo el acompañamiento sicosocial que los expertos y profesionales han proporcional a la menor y a su círculo familiar.

Por su parte, la Fiscalía tendrá que entregar una copia del proceso penal o investigaciones que ha adelantado por esos mismos hechos, que podrían contener pruebas documentales y testimoniales de los hechos, sobre posibles delitos contra la libertad, integridad y formación sexual de los que pudo haber sido víctima la menor indígena.

Le puede interesar: Un Audi, la pieza clave para dar con responsable de amenazas a médico José Buelvas

La investigación de la Procuraduría se abre después de siete meses de iniciar una indagación preliminar contra militares por establecer del Batallón de Infantería de Selva n.° 19 ‘General Joaquín París’.

La queja disciplinaria contra el grupo de soldados la interpuso un miembro del Alto Comisionado de las Naciones Unidad en Colombia para los Derechos Humanos.

Los hechos habrían ocurrido en septiembre del año pasado, en la vereda Charras del municipio de San José de Guaviare, cuando un hombre, al parecer miembro del Ejército, “se la llevó a la base militar” y la habría mantenido allí retenida “desde el 8 al 13 de septiembre cuando ella puso escapar”.

Lo que dice la queja es que al parecer la menor fue abusada sexualmente durante esos días y “aparentemente habría sido abusada por este sujeto y otro hombre, entre el 8 y el 13 de septiembre, cuando ella pudo escapar”.