Operativos en locales de Stella Durán
Fiscalía
21 Sep 2018 06:41 AM

Las grabaciones que originaron embargo de bienes de Stella Durán

Se trata de largas horas de interceptaciones de llamadas telefónicas que permitieron destapar la red de corrupción del Invima.
Mauricio Collazos
Mauricio
Collazos
@CollazosMao

La Fiscalía tiene en su poder toda una serie de interceptaciones telefónicas que son parte de las pruebas clave que pesan en contra de la reconocida esteticista Stella Durán y un grupo de funcionarios que harían parte de una red de corrupción en el INVIMA.

Se trata de una serie de grabaciones de las conversaciones que lograron interceptar los agentes especiales del CTI a los implicados con la organización que tramitaba irregularmente registros sanitarios con el Invima, por lo que a algunos de los principales involucrados como Stella Durán y el empresario Jorge Iván Salazar Sánchez, les fueron embargados bienes ubicados en las ciudades de Bogotá, Medellín y Pasto, valorados en más de diez mil millones de pesos.

La FM y RCN Radio conocieron que en una de las interceptaciones analizadas por los investigadores quedó al descubierto el descaro con que operaba esta red de corrupción, para asaltar la buena fe de los usuarios que creían que estaban adquiriendo productos de alta calidad y bajo los más estrictos controles sanitarios.

En una primera grabación lograda por la Fiscalía, se puede escuchar a Claudia Lised Peñaranda, pieza clave en este escándalo ya que servía de enlace entre los clientes y los funcionarios del Invima hoy capturados.

En dicho audio la tramitadora habla con otro de los implicados con esta red criminal y entre risas le señala que su laboratorio realmente no quedaba ubicado en el exterior como se le hacia creer a los consumidores; le afirma que estaba ubicado en "Estados Unidos de Bogotá".

En la segunda interceptación telefónica obtenida por los agentes del CTI, quedó en evidencia que muchos de los productos ofrecidos por los beneficiarios de esta red no eran importados, sino que por el contrario eran fabricados en el país, constituyendo un engaño para estafar a los usuarios.

En esta conversación, nuevamente la tramitadora Claudia Lised Peñaranda le confiesa a otros de sus cómplices que la fabricación de muchos de los productos tenían origen en laboratorios ubicados en la ciudad de Medellín.

Voz de Claudia Peñaranda, implicada en escándalo de corrupción del Invima

Claudia Peñaranda, implicada en el caso de corrupción del Invima

Productos del engaño

Durante los operativos los investigadores advirtieron sobre la presunta actividad ilegal de la sociedad Antorcha de Luz S.A.S., vinculada a Stella Durán, y cuyo objeto era la comercialización y fabricación de artículos esotéricos.

“En el lugar y luego de las verificaciones de los peritos del INVIMA, se constató que todos los elementos vendidos en los establecimientos de esta sociedad no tenían registros sanitarios, por lo que se presume que las personas que los adquirían fueron asaltadas en su buena fe al comprar productos de los que no hay constancia sobre sus propiedades y en algunos casos serían adulterados”, dijo Andrés Jiménez, delegado para las Finanzas Criminales de la Fiscalía.

Dentro de los productos esotéricos que fueron detectados por los investigadores como una estafa y que pusieron en riesgo la salud de sus usuarios se destaca la 'Leche Mujer Amada', líquido que se comercializaba como riego con supuestos poderes psíquicos y mentales para atraer amor, suerte, dinero y fortuna.

En el acta de revisión de INVIMA se identificó que el producto era elaborado con ambientador para el hogar y no tenía trazas de los componentes que se anunciaban en la etiqueta.

Las inspecciones arrojaron que otros productos que tenían las mismas finalidades como Mandrágora, Rompesaragüey, Cuerno Siervo y Kariaquito también eran fabricados con productos de aseo.

Javier Guzmán, director del Invima, habló al respecto

Javier Guzmán, director del Invima

Fuente
Sistema Intergrado de Información