COLP_009057-2.jpg
Colprensa
1 Mar 2017 09:19 AM

Intervienen con fines de liquidación a la firma Vesting Group

Se estima que el escándalo de la libranzas ha dejado perdidas superiores al billón de pesos para las víctimas de estos negocios ilegales.
La
Fm

Mediante un auto, conocido por RCN radio y La FM, la Superintendencia de Sociedades decretó la intervención con fines de liquidación judicial contra las firmas Vesting Group Colombia S.A.S. y Vesting Group S.A.S. así como varios directivos de estas sociedades, por captación ilegal mediante el mecanismo de las libranzas.

Entre los implicados en esta medida están Hernan Ospina Clavijo, Rodrigo Moreno Navarrete y Mario Humberto Chacón Martínez, directivos y representantes legales de las empresas.

En el documento el organismo de vigilancia señala que "las sociedades Vesting Group Colombia, y Vesting Group SAS estuvieron vinculadas activamente en la actividad irregular que se ha descrito a lo largo del documento pues, entre estas y las entidades operadoras de libranza, se ejecutaron negociaciones, en virtud de las cuales se recaudó dinero sin autorización legal, supuestamente al amparo de bienes que, como se analizó, no explican de forma razonable los flujos prometidos".

El organismo de vigilancia reveló además que estas firmas, "manejaron dineros sin tener claridad sobre los flujos que generan los pagarés-libranzas de manera individual, para cada inversionista, con lo cual se desvirtuaría la existencia de una explicación financiera razonable en la compraventa de cartera pues, en desarrollo de su actividad, desnaturalizó las operaciones al no tener identificado con precisión el flujo que generaba cada bien vendido, esencia de la negociación".

La SuperSociedades explicó que esta medida de intervención tiene como objetivo suspender de manera inmediata las operaciones o negocios de captaciones o recaudos no autorizados, tales como pirámides, tarjetas prepago, venta de servicios y otras operaciones y negociaciones masivas, “generan abuso del derecho y fraude a la ley” al ejercer la actividad financiera irregular".

De igual forma el organismo de vigilancia nombró como agente liquidador a Joan Sebastián Márquez Rojas, y determinó el embargo y secuestro de todos los bienes, haberes y derechos de propiedad de las sociedades y de los individuos mencionados.

Cerca de 400 firmas que manejan la cartera de la libranzas en Colombia se encuentran en la mira de la Superintendencia de Sociedades, que ha adelantado más de 70 visitas a estas empresas con el fin de descubrir irregularidades en este proceso crediticio.

Las dos más importantes Elite Internacional y Estraval ya fueron liquidadas.

Se estima que el escándalo de la libranzas ha dejado perdidas superiores al billón de pesos para las víctimas de estos negocios ilegales.