Protestas por asesinato de líderes sociales
En varias ciudades de Colombia y el mundo se adelantaron protestas contra el asesinato de líderes sociales. En la imagen, durante una de ellas en la Plaza de Bolívar, en Bogotá.
AFP
31 Jul 2018 12:56 PM

Fiscalía investiga 1.200 amenazas contra líderes sociales y desmovilizados

También se indagan las intimidaciones contra 85 líderes que defienden la sustitución de cultivos ilícitos.
Mauricio Collazos
Mauricio
Collazos
@CollazosMao

La Fiscalía General reveló un preocupante informe que evidencia que en promedio cada día en Colombia son amenazados seis líderes sociales y desmovilizados de las antiguas Farc.

Daniel Mejía, director de Políticas Públicas y Estrategia de la Fiscalía, indicó que solo en lo corrido de este año la entidad ha recibido 1.291 denuncias por amenazas contra líderes sociales y desmovilizados de las desaparecidas Farc.

Ante este escenario el organismo judicial fijo una estrategia consistente en la intervención temprana en los casos de denuncias por amenazas; la creación de un grupo de trabajo conformado por fiscales, investigadores y analistas; la priorización de los hechos y seguimiento periódico de las investigaciones y la aplicación de la ley que endurece las penas por este delito.

Líderes de sustitución de cultivos ilícitos amenazados

De igual forma reportó que se ordenó priorizar la identificación y ubicación de los responsables de las amenazas y constreñimiento a 85 líderes defensores de los procesos de sustitución de cultivos ilícitos.

“Un grupo especializado de fiscales, investigadores y personal de policía judicial atendió las denuncias que dan cuenta de amenazas a familiares, aliados y personas cercanas a estos líderes, perseguidos por grupos armados organizados que quieren someter a las comunidades a la cadena de producción del narcotráfico”, dijo Mejía. 

Zonas de mayor impacto 

De acuerdo con los investigadores, los departamentos del Cauca, Nariño y Putumayo concentran la mitad de las amenazas y hechos violentos conocidos por las autoridades.

“También se han registrado desplazamientos, toma ilegal de posesión de terrenos por parte de los victimarios y ataques a la vida de las personas que promueven una salida lícita a los narcocultivos”, agregó Mejía.