Corte Constitucional y Corte Suprema de Justicia
Colprensa
26 Ago 2020 06:38 PM

Corte Suprema ha negado 340 tutelas en favor de Álvaro Uribe

Según el alto tribunal, los recursos se niegan por falta de legitimidad.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia negó otras 223 tutelas que se habían presentado por seguidores del expresidente Álvaro Uribe, pidiendo su libertad, tras la orden de detención domiciliaria en su contra, en el proceso de presunta manipulación de testigos.

Esas 223 tutelas negadas se suman a las 177 que ya había negado la Sala, por considerarlas improcedentes o por falta de legitimidad, porque las personas que presentaron el recurso no hacían parte del proceso que se adelanta contra el exsenador.

Según la Sala Civil de la Corte, no hay "vulneración de derechos políticos" al exsenador Uribe.

Dicha 'tutelatón' en favor de Uribe se registró después de que la Sala de Instrucción de la Corte Suprema ordenara que debía permanecer en casa por cárcel, mientras se adelanta el proceso en su contra por los delitos de fraude procesal y soborno.

Le puede interesar: ¿Miembro de la UTL de Uribe coordinó o no gestiones del abogado Diego Cadena?

La Sala de Instrucción consideró que existen suficientes argumentos y posibles pruebas contra el exmandatario, que lo vincularían con presunta manipulación de testigos a su favor.

Contra Uribe cursa otra investigación que tiene que ver con las masacres de San Roque, el Aro y la Granja en Antioquia, cuando fungía como gobernador de ese departamento, en los años 90.

Lea también: Corte confunde respuesta a incidente de desacato con carta para presionar testigo: Uribe

En ese proceso, la Sala de Instrucción lo citó a una versión libre para el próximo 16 de septiembre, en la investigación que avanza por los delitos de concierto para delinquir, homicidio agravado, secuestro, y desplazamiento forzado.

No se descarta que esos procesos pasen a jurisdicción de la Fiscalía General de la Nación, dado a que Uribe renunció a su fuero de congresista, lo que conlleva a que la Corte Suprema perdería competencia para avanzar en esas investigaciones.