27 Ago 2015 06:04 PM

Consejo de Estado negó entrega de mico aullador a familia que lo crió

Para el alto tribunal estos animales son fauna silvestre de especial protección.
El Consejo de Estado, con ponencia del magistrado Guillermo Vargas Ayala, negó devolver un 'mico aullador' a una familia que lo reclamaba como propio por haberlo criado y educado, al considerar que no cumplían las condiciones legales para la tenencia de fauna silvestre.
 
Explicó el alto tribunal que tomó la decisión ya que la propiedad de la fauna silvestre es limitada, pues está sujeto a evitar la disminución cuantitativa y cualitativa de las especies animales para que no haya un deterioro ambiental, además porque el Estado es el propietario de la fauna silvestre y su tenencia solo puede hacerse de manera legal por medio de zoocriaderos o de caza en las zonas permitidas, con permiso, autorización o licencia.
 
Sin embargo, la familia señaló que el animal contribuía en el tratamiento de cáncer de uno de los integrantes de la misma y que por tanto se vulneraba su derecho a la salud y vida digna, a lo que el Consejo de Estado le contesto que el uso de los animales debe estar sujeto a un tratamiento médico y a un plan de rehabilitación.
 
“Es menester aclarar, que en los casos estudiados por la Corte Constitucional cuando se ha ordenado este tipo de tratamiento paliativo ha sido en instituciones especializadas en tratamientos de rehabilitación con animales (…) dicha aseveración no puede ser de recibo, pues como ya lo destacó la Sala, un mico no puede ser una mascota pues hace parte de la fauna silvestre del país”, señaló la sentencia.
 
Finalmente, el alto tribunal ordenó a las entidades que adopten las medidas que permitan que el 'mico aullador' sea retornado a su hábitat natural cuando se considere prudente y responsable hacerlo, para garantizar su vida y preservación.