20 Mayo 2016 08:01 AM

Argentina decidió extraditar a EE.UU. a alias Mi Sangre

La justicia argentina resolvió extraditar a Estados Unidos al acusado líder narcotraficante colombiano Henry Jesús López Londoño, alias Mi Sangre, detenido en Buenos Aires desde 2012, informó el tribunal este viernes.
El juez Sebastián Ramos, a cargo del juicio que empezó sus deliberaciones finales el martes, declaró "procedente la extradición de Henry de Jesús López Londoño, alias Mi Sangre, formulada por el Tribunal Federal de Primera Instancia para el Distrito Sur de Florida de los Estados Unidos", indicó el Centro de Información Judicial tras una audiencia que concluyó durante la noche.
 
Por el momento se desconoce si el acusado puede apelar y cuándo se llevará a cabo la extradición.
 
Mi Sangre escuchó la decisión sin inmutarse, con un gesto muy serio, e inmediatamente fue retirado esposado y con chaleco antibalas de la sala del tribunal en el centro de Buenos Aires donde se llevó a cabo una audiencia con férreas medidas de seguridad.
 
López Londoño, de 45 años, rodeado por cinco policías mientras permaneció en el banquillo de los acusados, tuvo oportunidad horas antes de conocerse el fallo de expresar sus "últimas palabras".
 
"Quiero agradecerle al pueblo argentino por el espacio para defenderme", dijo tras reafirmar su pedido de refugio por considerarse un detenido político.
 
"Los expedientes base con que nos íbamos a defender hoy estaban incompletos, heridos de muerte y con el último aliento lo intentaremos", agregó.
 
El detenido alegó que su vida corre peligro en Estados Unidos en su carácter de exintegrante de la organización paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), a la que ingresó en 1996 para combatir la guerrilla.
 
López Londoño fue arrestado en octubre de 2012 en el exclusivo barrio de Pilar, ciudad a 50 km al norte de Buenos Aires, donde residía junto a su mujer y tres hijos pequeños.
 
Su defensa buscó conseguir para el acusado el estatus de refugiado, trámite que corre paralelo al juicio y que debe resolver la Comisión Nacional para los Refugiados (Conare).
 
- "Difamación" -
 
López Londoño reiteró antes de la sentencia que se considera un perseguido político.
 
"El armado de mi causa en Estados Unidos no es una persecución jurídica sino una persecución política, la DEA y la Policía colombiana están relacionadas en mi pedido de extradición", afirmó.
 
Según el acusado, "no existe ni una causa en mi contra en Colombia en la que se me investigue. La causa estuvo articulada y armada en su génesis por la Policía colombiana y la DEA", recalcó al juez Sebastián Ramos el martes.
 
Mi Sangre también se dijo víctima de "una campaña difamatoria" y se comparó con los judíos perseguidos por el nazismo porque a su criterio se armó un "modelo hitleriano para crear una condena mediática".
 
Michael Tooley, representante de la agencia antidrogas norteamericana DEA en Argentina, respiró aliviado al escuchar la sentencia y se limitó a decir: "Ya está", citó la agencia oficial Telam.
 
- Caso en EE.UU. -
 
Por ahora no se conocen los detalles de la extradición. López Londoño permanece alojado en un pabellón especial del penal de máxima seguridad de Ezeiza (30 km al sur de la capital).
 
Un tribunal de Florida, sur de Estados Unidos, lo sindica como jefe de la banda "Los Urabeños", conocida ahora como el Clan Úsuga, una de las principales bandas criminales de Colombia.
 
La justicia estadounidense acusa a López Londoño por "delito grave en materia de estupefacientes" y "asociación ilícita para delinquir" con el objetivo de introducir cocaína en Estados Unidos, según se leyó ante el tribunal.
 
En febrero de 2012 el tribunal de Florida emitió la orden de arresto "que permanece vigente y en condiciones de ejecución".
 
Estados Unidos sostiene que la banda "traficó enormes cantidades de cocaína" desde Colombia hacia Panamá, Costa Rica, México y finalmente Estados Unidos por vía marítima.
 
De acuerdo a la investigación, López Londoño negociaba directamente con los encargados de transportar la droga desde el norte de Colombia.
 
Estados Unidos cursó el pedido de extradición el 26 de diciembre de 2012, pero cuestiones procesales planteadas por la defensa, incluyendo varios cambios de patrocinio, postergaron la audiencia.
Fuente
Sistema Integrado Digital