Enfermero español, Joan Pons, voluntario de la vacuna de Oxford, tiene covid-19
El enfermero español, Joan Pons, voluntario de la vacuna de Oxford, da positivo a la covid-19.
Twitter oficial Joan Pons @RoaringNurse
9 Oct 2020 02:12 PM

Voluntario en ensayos de vacuna de Oxford se contagió de coronavirus

Está por determinarse si el hombre recibió la dosis de placebo o de la vacuna.
agenciaefe
Agencia
Efe

Un enfermero español que participa como voluntario en los ensayos de la vacuna contra la covid-19 que prepara el laboratorio AstraZeneca con la universidad de Oxford ha dado positivo en la prueba de la enfermedad, aunque no sabe aún si ha recibido la vacuna o solo un placebo. 

A través de su cuenta de Twitter, Joan Pons, residente en el Reino Unido, explicó que comenzó a sentirse mal el jueves, con los síntomas clásicos de un resfriado, pero que al someterse a la prueba PCR se sorprendió hoy al ver que éste era positivo.

Lea aquí: Mujer completamente desnuda pasea frente a la cámara, en clase virtual de su hijo

"Hoy me he llevado un susto de muerte: ha pasado lo que estábamos todo el mundo esperando y es que uno de mis test resultase positivo", manifestó Pons, quien se ha autoaislado en su domicilio. 

El enfermero aseguró en un vídeo que "la única manera de saber si la vacuna es eficaz es que los vacunados se infecten". "Ojalá que sea así, que me hayan puesto la vacuna y no el placebo, eso lo dirán las próximas horas", añadió. 

Lea además: Mono robó celular de un joven y lo devolvió lleno de selfies y videos

Pons insistió en que se encuentra bien y que los síntomas que sufre hasta el momento son leves. 

Los expertos que trabajan en la vacuna contra la COVID-19 de la Universidad de Oxford y AstraZeneca son optimistas de que puede recibir la aprobación de los reguladores a finales de año, lo que permitiría vacunar a los adultos del Reino Unido para abril de 2021, según informó "The Times". 

Esta posible vacuna está en la fase 3 de las pruebas clínicas, la última antes de recibir el visto bueno de los organismos reguladores a fin de proceder a inocular a la población.

El pasado septiembre, la Universidad de Oxford reanudó las pruebas clínicas tras ser interrumpidas por un breve periodo de tiempo por la reacción adversa sufrida por un voluntario.

Además del contrato de la UE con AstraZeneca, los Gobiernos de Argentina y México, así como la fundación mexicana Slim, llegaron a un acuerdo con la farmacéutica y Oxford para fabricar la vacuna destinada a sus países y distribuirla después al resto de América Latina, excepto Brasil.