Donald Trump
Donald Trump
AFP
18 Mayo 2020 09:21 PM

Trump revela que toma hidroxicloroquina para prevenirse de la COVID-19

Estados Unidos superó el umbral de los 90.000 muertos de COVID-19.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reveló que está tomando hidroxicloroquina, un medicamento contra la malaria que sus propios expertos gubernamentales dicen que no es adecuado para combatir el nuevo coronavirus. 

Trump, cuyas pruebas de la COVID-19 han dado negativo y no muestra síntomas de la enfermedad, dijo que había estado tomando el medicamento "durante aproximadamente una semana y media". 

En contexto: "Una marioneta de China": la acusación de Trump a la OMS

"Tomo una pastilla todos los días", contó a periodistas en la Casa Blanca, agregando que la combina con zinc.

Cuando se le preguntó por qué, respondió: "Porque creo que es bueno. He escuchado muchas buenas historias" sobre la hidroxicloroquina.

Trump ha mostrado durante semanas interés en promover esta medicación, a pesar de que muchos médicos piensan que no sirve para pacientes con coronavirus y de que los reguladores del gobierno estadounidense advierten que "no ha demostrado ser seguro". 

Los comentarios de Trump sobre la hidroxicloroquina surgieron de la nada. Y no tardaron en volverse titulares el mismo día en que Estados Unidos superó el umbral de los 90.000 muertos de COVID-19, casi un tercio del total mundial desde que la enfermedad fue reportada en diciembre en China.

"Se sorprenderían de la cantidad de personas que lo toman, especialmente los trabajadores de primera línea (...) Resulta que yo lo estoy tomando", dijo el mandatario a periodistas durante un reunión dedicada a la industria de los restaurantes, en dificultades por la pandemia.

"Lo estoy tomando, hidroxicloroquina, en este momento, sí. Hace un par de semanas comencé a tomarlo", dijo de repente. 

Le puede interesar: Miembros de Prosur se reunirán para avanzar en protocolos de vuelos internacionales

Trump suele minimizar los peligros del nuevo coronavirus. La semana pasada, por ejemplo, aseguró que amenazaba apenas a un pequeño número de personas. También, se ha negado deliberadamente a usar tapabocas, a pesar de las recomendaciones federales y aunque la mayoría de sus asistentes llevan mascarillas en público. 

Un edecán de Trump resultó infectado, al igual que Katie Miller, la secretaria de prensa del vicepresidente, Mike Pence.