Donald Trump
Donald Trump
AFP
15 Abr 2020 08:55 PM

Trump asegura que en EE.UU. probablemente "pasó el pico" de contagios

El Presidente tiene la intención de reactivar esta semana la economía del país.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que el país probablemente ha "pasado el pico" de nuevos casos de coronavirus y agregó que esta "situación alentadora" le permitirá anunciar "directivas" para reabrir la economía.

"La batalla continúa, pero los datos sugieren que en todo el país hemos pasado el pico de nuevos casos", dijo el mandatario en su rueda de prensa diaria.

Más: Donald Trump amenaza con suspender el Congreso de EE.UU.

Estados Unidos es el país más afectado del mundo por la pandemia de la COVID-19, con 27.850 muertes y más de 630.000 casos, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

"Está claro que nuestra estrategia agresiva está funcionando", afirmó Trump.

"Esta situación alentadora nos ha puesto en una posición muy sólida para finalizar las directivas para la reanudación de la actividad en los estados", agregó Trump. 

"Mañana va a ser un gran día, hablaremos con los gobernadores, tendremos información sobre algunas reaperturas", dijo.

El Presidente, que busca la reelección en noviembre, ha sido optimista sobre poner en marcha la economía más grande del mundo lo antes posible. 

Lea también: Coronavirus en el mundo deja más de 130.000 víctimas mortales

Recientemente, amenazó con invocar su poder "total" para obligar a los gobernadores estatales a seguir sus pautas sobre la reapertura, lo que provocó una protesta.  Luego se retractó, diciendo que no iba a "presionar" a las autoridades estatales.

"Abriremos estados, algunos estados mucho antes que otros", dijo durante su sesión informativa del miércoles. 

"Creemos que algunos de los estados pueden abrirse antes de la fecha límite del 1 de mayo", agregó.

Anthony Fauci, el experto en pandemias que asesora a la Casa Blanca, dijo en una entrevista televisada que algunas partes del país podrían flexibilizar las restricciones en mayo, pero advirtió que la reapertura no funcionaría como un "interruptor de luz".