Arbol-de-Navidad-LAFM-AFP.jpg
AFP
24 Dic 2016 04:12 AM

Rabino de universidad israelí prohíbe la entrada a estudiantes por árbol de navidad

El caso, denunciado por el diario Haaretz, ha desencadenado una polémica y el portavoz del Consejo de Obispos de Tierra Santa, Wadie Abunassar, ha condenado la decisión.
La
Fm

El rabino de una de las universidades israelíes, el prestigioso politécnico Tejnión de Haifa (norte), ha prohibido a los estudiantes que visiten las dependencias de la Unión Estudiantil por la presencia allí de un árbol de navidad.

"El rabino puede expresar su libre opinión, pero no interferir en la libertad de otros. También los que colocaron el árbol son personas libres. La sociedad israelí necesita respeto y tolerancia y no veredictos rabínicos que causen más separación", declaró Abunassar en un comunicado.

El árbol se encuentra junto a una zona de entretenimiento y comercios en las dependencias del organismo que representa a los estudiantes, cuerpo elegido democráticamente en elecciones.

El Tejnión, uno de los principales centros de investigación del país, acoge estudiantes de todos los credos, y la colocación del árbol ha querido ser una muestra de tolerancia en una ciudad en la que, además, viven miles de árabes cristianos.

Sin embargo, para el rabino Elad Dokow, que emitió su veredicto religioso en un sitio de internet de la comunidad nacionalista religiosa, la colocación del árbol no deja de ser una afrenta a "la identidad judía" y un símbolo de "idolatría pagana".

"El árbol de navidad es un símbolo, no cristiano sino más problemático aun, pagano. La Halajá (ley religiosa judía) nos dice que, siempre que podamos, eludamos pasar por un lugar donde haya cualquier tipo de idolatría", escribió en la página web Sruguim.

Y considera que la decisión de la Unión de Estudiantes de "colocar un árbol de navidad en un espacio público, y hacer espacio a la identidad religiosa cristiana en el campus, es una afrenta a la identidad judía en el campus universitario".

La dirección de la universidad no se ha manifestado sobre la polémica, pero en una carta a su presidente el diputado árabe israelí Yusef Yabarín, le instó a cesar al rabino inmediatamente, al considerar que sus palabras son un acto de instigación.

"Sus palabras constituyen una clara incitación al racismo, y por lo tanto son delito", argumentó en su misiva.

Con información de EFE