Sebastián Piñera, presidente de Chile.
AFP.
22 Oct 2019 08:44 PM

Piñera pide perdón y anuncia medidas para contener protestas

Los disturbios han dejado 15 personas muertas.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

El presidente chileno, Sebastián Piñera, pidió perdón por su incapacidad para anticipar el estallido social en Chile. En una alocución el mandatario de Chile anunció también un gran paquete de medidas sociales para acallar protestas.

"Hemos escuchado, fuerte y clara, la voz de la gente expresando pacíficamente sus problemas, sus dolores, sus carencias, sus sueños y sus esperanzas de una vida mejor", aseguró Piñera.

Lea además: Bolivia propone a la OEA auditar cada acta de las elecciones

Además, reconoció que su actual propuesta no mejorará todos los problemas pero sí será un avacne.

"Esta agenda social no solucionará todos los problemas que aquejan a los chilenos. Pero será un aporte necesario y significativo para mejorar su calidad de vida, y muy especialmente la de los sectores más vulnerables y la clase media, con especial prioridad por los niños, las mujeres y los adultos mayores", aseguró el Presidente.

Los proyectos que mejorarían las problemáticas serán presentados en los próximos días con carácter de urgencia.

Tortura y abusos

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile indicó que ha constatado relatos de torturas y abusos de agentes de fuerzas del Estado durante las protestas en Chile en los últimos cinco días, que han dejado al menos 15 muertos.

El organismo, que trabaja a diario en las calles de todo Chile para dar fe de las situaciones que se viven durante las protestas, explicó en un comunicado que han tenido conocimiento de situaciones que violan los derechos humanos de los manifestantes que expresan su descontento.

Lea más: Presidente de Chile pide diálogo con líderes de las protestas

"Desnudamientos, torturas, disparos contra civiles, maltrato físico y verbal, golpes, y demora de la Policía en conducir a las personas detenidas a la comisaría, manteniéndolas en los furgones, con mala ventilación y hacinadas durante horas", indicó el INDH.

Otro de los asuntos que "preocupa" al organismo es la transparencia en las cifras de las víctimas durante los enfrentamientos entre los manifestantes y los uniformados.