Periodistas
Periodistas
Foto: Ingimage.
13 Ene 2019 06:34 PM

Periodista retenida por el Sebin de Venezuela habló sobre su detención

Beatriz Adrián y Osmary Hernández fueron retenidas cuando estaban informando sobre la captura de Juan Guaidó.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

Las periodistas Beatriz Adrián y Osmary Hernández, corresponsales en Venezuela de Noticias Caracol y CNN, respectivamente, fueron víctimas este domingo de una retención por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin)

Aunque fueron liberadas al poco tiempo, la situación tuvo mucha tensión debido a la forma en que se produjo: ambas estaban informando sobre la captura de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela

Guaidó fue soltado al poco tiempo. Su detención fue rechazada por los países del Grupo de Lima, incluido Colombia. Por su parte, la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) se pronunció para condenar lo ocurrido con las periodistas: 

“Si bien las periodistas ya fueron liberadas, la FLIP rechaza esta clase de actos intimidatorios que tienen como efecto silenciar la prensa. La FLIP espera que estos hechos no vuelvan a ocurrir y que se respete el trabajo de los periodistas”. 

Vea también: Detención injustificada de Juan Guaidó enrarece clima político en Venezuela

Adrián, después de lo sucedido, relató en su cuenta de Twitter los detalles de la detención. Hernández y ella estaban haciendo un informe sobre la situación del Hospital Clínico Universitario de Caracas, donde varios pacientes fallecieron después de una falla eléctrica, y entrevistando a familiares de las víctimas. 

En ese momento, las dos periodistas se enteraron de la detención de Guaidó y se fueron a la sede del Sebin, en Plaza Venezuela (Caracas), para verificar si habían llevado al político a ese lugar.  

Sin embargo, cuando estaban frente a la estación del metro, funcionarios de inteligencia, que portaban armas largas, según Adrián, corrieron hasta el vehículo de ella. 

“Nos quitaron la cédula y nos obligaron a entrar a la fuerza la sede del Sebin, nos quitaron teléfonos nos pidieron las claves, nos quitaron carteras, ingresaron mi vehículo al Sebin y nos ordenaron quedarnos debajo las escaleras del primer piso”, relata la periodista. 

Media hora después, las dejaron libres y les devolvieron las cosas. “El periodismo no es el problema, el problema es lo que pasa en las calles del país como el drama de estos familiares en el Clínico”, concluye.