Brexit Boris Johnson
Primer Ministro británico, Boris Johnson y presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
AFP
26 Dic 2020 09:23 AM

Países europeos analizan el acuerdo con Londres para aplicarlo el 1 de enero

Los países disponen de unos dos o tres días para examinar los textos de los distintos compromisos.
agenciaefe
Agencia
Efe

Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) se encuentran inmersos en el análisis del acuerdo sobre la relación con el Reino Unido tras el Brexit, con vistas a respaldar su aplicación provisional desde el 1 de enero.

Aunque se conocen las líneas generales de ese pacto, del que Bruselas informó el pasado jueves, los elementos concretos no han sido detallados, a la espera de su escrutinio por los estados miembros, que tiene lugar en las distintas capitales y en Bruselas en reuniones de expertos de manera simultánea.

Mire acá: Nueva cepa de Covid es detectada en Francia en víspera de la vacunación

En pleno periodo festivo navideño los trámites se suceden a ritmo acelerado, con vistas a facilitar la aplicación provisional del acuerdo a principios de año.

Por primera vez en la historia de la UE, el 25 de diciembre tuvo lugar una reunión de embajadores europeos y en ella se analizó el acuerdo, que establece el marco de la relación futura entre las partes a partir del 1 de enero de 2021, cuando la legislación comunitaria habrá dejado de aplicarse en territorio británico.

Está previsto que los embajadores se reúnan de nuevo el 28 de diciembre para volver a abordar el asunto, indicaron fuentes diplomáticas.

Vea también: Euro supera los 1,22 dólares tras acuerdo Brexit y en jornada festiva

Formalidades para su entrada en vigor 

La Comisión Europea (CE) propuso el jueves la aplicación provisional del acuerdo entre el 1 de enero y el 28 de febrero de 2021, mientras se completa el proceso de aprobación formal, que entre otras cosas exige la ratificación del texto por el Parlamento Europeo.

La prolongación de las negociaciones hasta Nochebuena ha hecho imposible que la Eurocámara le de el visto bueno antes de fin de año y, finalmente, dará su consentimiento en la sesión plenaria de enero.

Tras el acuerdo del jueves, los embajadores de los países de la UE mantuvieron el día de Navidad una primera reunión en la que el negociador de los Veintisiete, Michel Barnier, les informó sobre el pacto logrado.

Antes de dar su visto bueno, los países disponen de unos dos o tres días para examinar los textos de los distintos compromisos, que solo en la parte de comercio y cooperación ocupan 1.246 páginas.

Lea también: Reino Unido asegura que Brexit ayudó a aprobar más rápido vacuna anticovid

La Comisión debe presentar en los próximos días al Consejo, que reúne a los Estados miembros, la decisión sobre la firma y aplicación provisional del pacto y sobre la conclusión del convenio.

El Consejo, por unanimidad, debe apoyar ambas decisiones.

A continuación, tendrá lugar la firma oficial del acuerdo sobre la relación con el Reino Unido tras el Brexit y después, el convenio se publicará en el diario oficial de la Unión Europea antes de fin de año, para que se aplique de manera provisional desde el 1 de enero.

Ya en el nuevo año, está previsto que el Parlamento Europeo ratifique el acuerdo en una votación durante la sesión plenaria del 18 al 21 de enero.

La Eurocámara no tiene la posibilidad de hacer enmiendas, pero mantiene su capacidad de vetar la totalidad del pacto.

Reserva de 5 mil millones para paliar el impacto 

Este fin de semana la Comisión Europea propuso una "Reserva de Ajuste al Brexit", dotada de 5.000 millones de euros, para ayudar a contrarrestar las consecuencias económicas y sociales sobre los sectores más afectados por la salida británica de la Unión Europea.

La reserva ayudará a empresas y sectores, en particular a la pesca, e incluirá apoyo al empleo y la formación.

Lea también: Gobierno escocés asegura que obtendrá la independencia del Reino Unido

Con vistas a los nuevos trámites y exigencias, apoyará también a las administraciones públicas en el funcionamiento de los controles fronterizos, aduaneros, sanitarios y fitosanitarios y para garantizar servicios esenciales a los ciudadanos y empresas.

La reserva se distribuirá en dos rondas: la mayor parte de los 5.000 millones de euros se prefinanciará en 2021 y las sumas serán calculadas sobre la base del impacto en la economía de cada Estado miembro, teniendo en cuenta el grado relativo de integración económica con el Reino Unido, incluido el comercio de bienes y servicios y las repercusiones negativas en el sector pesquero.

Un tramo más pequeño de ayuda adicional se repartirá en 2024, en caso de que el gasto real supere la asignación inicial.

Para poder recibir reembolsos de la reserva, los Estados miembros deberán demostrar la relación directa de esas peticiones con el Brexit.

La comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, indicó en un comunicado que el final del período de transición el 31 de diciembre de 2020 "tendrá un impacto económico y social importante en las regiones y comunidades locales más vinculadas a la economía y el comercio del Reino Unido".

La adaptación a esos cambios exigirá a largo plazo mucho más que esta reserva, reconoció por su parte el comisario de Presupuesto y Administración, Johannes Hahn, que apuntó al próximo presupuesto de la UE para paliar el impacto.