Museo Louvre
AFP
17 Sep 2022 10:15 AM

Museo de Louvre y Palacio de Versalles apagarán luces por crisis energética en Francia

En el ayuntamiento de París también dejarán de estar iluminadas la torre Eiffel, la de Santiago, museos municipales y las alcaldías.
Agencia
AFP

Luego de la torre Eiffel, es el turno del Museo del Louvre y el Palacio de Versalles de quedar a oscuras más temprano, en una medida "simbólica" para sensibilizar a la población sobre la crisis energética en Francia, según declaró este sábado la ministra de Cultura, Rima Abdul Malak. 

"Desde esta noche" de sábado, la pirámide del Louvre se apagará a las 23:00 en lugar de la 1:00 de la mañana, declaró la ministra al canal France 2, tras las medidas similares adoptadas por la alcaldía de París, que decidió esta semana interrumpir más temprano la iluminación de la torre Eiffel y la de la sede del ayuntamiento. 

Lea aquí: La espera para acceder a la capilla ardiente de Isabel II es de más de 24 horas

"Vamos a apagar la iluminación de la fachada del Palacio de Versalles a las 22:00 en lugar de las 23:00 la semana próxima", agregó.

"Los símbolos son importantes para sensibilizar a la población", estimó la ministra, aunque admitió que "estas medidas simbólicas" no bastan.

Rima Abdul Malak pidió acciones concretas de transición ecológica en museos, cines, teatros y "el conjunto de los lugares culturales de Francia".

La alcaldesa de la capital francesa, Anne Hidalgo, anunció esta semana que el ayuntamiento de París, la torre Eiffel, la torre de Santiago, los museos municipales y las alcaldías de distrito dejarán de estar iluminadas por la noche a partir del 23 de septiembre a raíz de la crisis energética.

Además, Hidalgo explicó que la temperatura de la calefacción en los edificios municipales se reducirá de 19 a 18 ºC durante el día y a 12 ºC durante la noche y los fines de semana, cuando los inmuebles estén "desocupados". 

Le puede interesar: Petro se alista para encuentro con Joe Biden en Asamblea de la ONU

El objetivo de "este plan de urgencia" es "hacer bajar un 10% más el consumo" de la ciudad, el equivalente del "consumo de energía en 226 escuelas", dijo la excandidata socialista a la presidencia.

Los precios de la energía, sobre todo del gas, explotaron en los últimos meses en un contexto de guerra en Ucrania.