Papa Francisco.
Papa Francisco.
AFP
24 Oct 2018 02:58 PM

Más investigaciones en EE.UU. sobre sacerdotes pedófilos, ahora en Virginia

El estado lanzó una línea telefónica y un sitio web disponible las 24 horas para recibir denuncias.
Kelly Cabana
Kelly
Cabana
@keycabana

Las autoridades del estado estadounidense de Virginia anunciaron el miércoles que abrieron una investigación sobre abusos sexuales de niños por el clero católico, convirtiéndose en el último de una serie de estados en lanzar sus propias investigaciones sobre sacerdotes pedófilos.

El fiscal general del estado, Mark Herring, lanzó una línea telefónica y un sitio web disponible las 24 horas del día para permitir que las personas que fueron víctimas de curas reporten sus experiencias en apoyo de la investigación.

Lea acá: Investigan Iglesia católica en Pensilvania, EE.UU., por abusos sexuales

La medida llega luego de que investigaciones similares fueran lanzadas en Pensilvania, Washington DC, Nueva York y Nueva Jersey como resultado de un informe del gran jurado de Pensilvania que documenta a más de 300 sacerdotes "depredadores" acusados de abusar de más de 1.000 niños en el estado durante siete décadas.

La investigación de Virginia examinará el comportamiento de los sacerdotes, así como si los líderes de las diócesis católicas en el estado incitaron o encubrieron los delitos.

Consulte acá: Fiscal de Nueva York abre investigación sobre abusos a menores en iglesia

"Como muchos estadounidenses, leí el informe del gran jurado sobre el abuso del clero en la diócesis católica de Pensilvania, y me sentí asqueado", dijo Herring en un comunicado.

"Si ha habido abuso o encubrimiento en Virginia como en Pensilvania, quiero saberlo, quiero erradicarlo, y quiero ayudar a los sobrevivientes a obtener justicia y emprender un camino hacia la curación", dijo.

El informe del gran jurado de Pensilvania, publicado en agosto, asestó un nuevo golpe a la Iglesia católica de Estados Unidos.

Eso llevó a la renuncia forzada del arzobispo de Washington DC y exobispo de Pittsburgh, Pensilvania, Donald Wuerl, a quien se le acusó de no hacer suficiente para tratar con los sacerdotes pedófilos.

Otros estados, incluyendo Misuri, Nuevo México y Nebraska han abierto investigaciones sobre posibles abusos del clero en sus instituciones católicas.