Manifestaciones pacíficas en Hong Kong
Manifestaciones pacíficas en Hong Kong.
AFP
22 Mayo 2020 11:29 AM

Ley de seguridad nacional sería la muerte de autonomía de Hong Kong: EE.UU.

Según China, la ley pretende prohibir "cualquier acto de traición, secesión, sedición y subversión" contra Pekín.
agenciaefe
Agencia
Efe

El Gobierno de Estados Unidos consideró este viernes que la ley de seguridad nacional que tramitan las autoridades chinas para Hong Kong supondría la "sentencia de muerte" de la autonomía que el estado chino se comprometió a mantener en la excolonia británica.

Estados Unidos condena la propuesta del Legislativo chino de "imponer de manera unilateral y arbitraria" la ley de seguridad nacional en Hong Kong, aseguró hoy el secretario de Estado, Mike Pompeo, en una declaración.

Lea aquí: Jóvenes en Brasil han resultado más vulnerables a morir por este virus

"Eludir los procesos legislativos bien establecidos de Hong Kong e ignorar la voluntad del pueblo de Hong Kong sería una sentencia de muerte para el alto grado de autonomía que Pekín prometió para Hong Kong en virtud de la Declaración Conjunta sino-británica presentada ante la ONU", agregó

La Asamblea Nacional Popular de China (ANP, Parlamento) comenzó este viernes su reunión anual, en la que se tramitará una "ley de seguridad de Hong Kong" que, según el vicepresidente del Legislativo, Wang Chen, pretende prohibir "cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión" contra Pekín y responder al problema que supone el incremento de "riesgos para la seguridad nacional" que se vienen produciendo en la excolonia británica.

Wang se refería a las protestas prodemocráticas que se tornaron masivas desde junio del año pasado en Hong Kong y que, según él, "han desafiado la base del principio 'un país, dos sistemas' (que rige la excolonia británica), dañado el Estado de derecho y amenazado la soberanía nacional, la seguridad y los intereses de desarrollo".

Lea además: Oxford hará ensayos clínicos de vacuna contra el coronavirus en niños

"Hong Kong ha florecido como un bastión de la libertad. Estados Unidos insta firmemente a Pekín a que reconsidere su desastrosa propuesta, cumpla con sus obligaciones internacionales y respete el alto grado de autonomía, instituciones democráticas y libertades civiles de Hong Kong, que son clave para preservar su estatus especial", aseguró Pompeo.

"Cualquier decisión que afecte a la autonomía y las libertades de Hong Kong, tal como está garantizada por la Declaración Conjunta sino-británica y la Ley Básica, impactará inevitablemente nuestra evaluación de un país, dos sistemas y el estatus del territorio", agregó Pompeo, que prometió mantener el apoyo a los hongkoneses.

La Declaración Sino-Británica de 1984, que sirvió para acordar la retrocesión de Hong Kong de manos británicas a chinas en 1997, estableció el mantenimiento durante 50 años, a partir de esa fecha, una serie de libertades en este territorio que son inimaginables en la China continental.