El líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in
El líder norcoreano, Kim Jong-un y el presidente surcoreano, Moon Jae-in.
AFP
18 Sep 2018 03:32 AM

Kim Jong-un y Moon Jae-in celebran su primera reunión en Pionyang

La cumbre busca solventar diferencias entre Corea del Norte y Estados Unidos.
Daniel
Arias Bonfante
@AriasBonfante

El líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, celebraron su primera reunión en el marco de la cumbre de tres días que ambos celebran en Pionyang, informó el gobierno surcoreano.

Además de los dos líderes, asistieron por parte surcoreana el director de la Oficina de Seguridad Nacional, Chung Eui-yong, y el responsable de inteligencia, Suh Hoon, explicó un portavoz de Seúl.

La delegación norcoreana la completaron el homólogo de Suh, Kim Yong-chol, y la vicedirectora de propaganda y agitación del Partido de los Trabajadores y hermana del líder, Kim Yo-jong.

La presencia de Chung y Suh, figuras clave en la intermediación con Washington, así como de Kim Yong-chol (que viajó a EE.UU. este año) y Kim Yo-jong, considerada mano derecha de su hermano, apunta a que ambas partes han abordado la necesidad de desatascar el diálogo entre el régimen y Estados Unidos sobre desnuclearización.

La reunión, cuyo contenido no se ha revelado oficialmente, arrancó en la sede del Comité Central del Partido de los Trabajadores, donde Kim Jong-un ya recibió en dos ocasiones a una delegación sureña en la que se integraban Chung y Suh, y en otras dos ocasiones al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

Se espera que esta cumbre, la tercera que han mantenido este año Moon y Kim, sirva para solventar las diferencias entre Pionyang y Washington sobre desnuclearización.

Las dos anteriores citas intercoreanas de abril y mayo ayudaron a que se celebrara la cumbre entre Kim y el presidente de EE.UU., Donald Trump, de Singapur en junio, en la que ambas partes acordaron trabajar para la desnuclearización del régimen garantizando al mismo tiempo la supervivencia de éste.

Sin embargo, los avances han sido escasos en los últimos meses ante las divergencias de Washington y Pionyang.

Corea del Norte pide avances en la firma de un tratado de paz, mientras que EE.UU. considera que necesita más garantías de que el régimen va a abandonar su programa nuclear antes de rubricar un acuerdo de este tipo.