Tsunami Indonesia
Al no haberse producido un terremoto potente en la superficie terrestre, las alarmas no se activaron para advertir del tsunami.
AFP
28 Dic 2018 07:12 AM

Familiares de muertos por tsunami en Indonesia están siendo extorsionados

Les están cobrando en varios hospitales una suma millonaria para poder retirar el cadáver de su ser querido.
Camila Torres
María Camila
Torres Cepeda
@kamitorrs

La Policía de Indonesia investiga las denuncias de que en al menos un hospital se ha extorsionado a los familiares de las 430 personas que murieron en el tsunami del 22 de diciembre en el estrecho de Sonda, que separa las islas de Java y Sumatra.

El presidente de la oenegé Indonesia Police Watch (IPW), Neta S. Pane, reclamó a la policía nacional y provincial que actúen "rápidamente" para detener a los culpables antes de que eliminen las pruebas y evitar que los que han perdido seres queridos en la catástrofe tengan que sufrir dos veces.

Según las denuncias, en el Hospital Drajat Prawiranegara (RSDP), situado en Serang, la capital de la provincia de Banten, algunos familiares de muertos en el tsunami han tenido que pagar hasta 3,9 millones de rupias (234 euros) para poder llevarse el cadáver.

Neta reclamó no solo que se recupere el dinero extorsionado sino que además las autoridades publiquen los nombres de los centros sanitarios donde se ha cometido esta "salvajada".

La regente de Serang, Tatu Chasanah, desmintió la existencia de estos cobros y explicó que ni las autoridades locales ni el hospital RSDP se ocupan en estos momentos del traslado de cadáveres a sus ciudades natales porque todas las ambulancias disponibles están dedicadas a atender los supervivientes.

Vea también: El hambre y las enfermedades se apoderan de Indonesia después del tsunami

Todos los servicios de salud a las víctimas del tsunami se ofrecen de manera gratuita, añadió Tatu.

El número de víctimas por la catástrofe del día 22 se mantiene desde el miércoles en 430 muertos, 159 desaparecidos, 1.495 heridos y 21.991 desplazados.

Las operaciones de rescate y asistencia a las víctimas prosigue mientras la actividad del volcán Anak Krakatau, la presunta causante del tsunami, no ha descendido.

La agencia de vulcanología del país (PVMBG) aumentó el jueves el nivel de alerta del 2 al 3, en una escala de 4, con lo que amplió a cinco kilómetros el radio de exclusión en torno al volcán y recomendó a los habitantes a ambos lados del estrecho de Sonda que mantengan una distancia del mar de entre medio y un kilómetro, como medida preventiva si ocurre otro tsunami.

El Anak Krakatau, situado en una isla en medio del estrecho de Sonda, emitió hoy nubes calientes de humo y ceniza.

El ministro de Energía y Recursos Minerales de Indonesia, Ignasius Jonan, visitó esta mañana el puesto de observación desde el que se vigila este volcán que lleva con erupciones continuas desde julio.

El Anak Krakatau, que en indonesio significa "hijo del Kakatoa", fue descubierto en 1927, después de que emergiera en el estrecho de Sonda.

Se vinculó su nacimiento a la gran explosión del legendario Krakatoa en 1883, que destruyó la caldera, causó más de 36.000 muertos y sus efectos se sintieron alrededor del mundo durante semanas.

Indonesia se asienta sobre el "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida cada año por unos 7.000 temblores, la mayoría moderados.

Fuente
EFE