Deforestación en la Amazonía brasileña
AFP
19 Mayo 2020 03:37 PM

En abril creció en 171 % la deforestación en la Amazonía brasileña

La expansión de la frontera agropecuaria es la principal causa de la deforestación en el llamado "pulmón del mundo".
agenciaefe
Agencia
Efe

La deforestación en la Amazonía brasileña creció un 171 % en abril frente al mismo mes del año pasado, según un estudio privado divulgado esta semana que cifra en 529 kilómetros cuadrados la masa forestal perdida en esa región, en comparación con los 195 kilómetros cuadrados derribados en 2019.

Se trata del mayor índice de deforestación en los últimos diez años para el mes de abril, según el Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonía (Imazon).

Los datos indican que el 60 % de las talas se dieron en áreas privadas, mientras que un 22 % ocurrió en zonas de conservación, un 15 % en regiones de asentamiento y un 3 % en tierras indígenas.

Le puede interesar: Deforestación en Colombia: el 85% se concentra en la Amazonia

Entre las regiones indígenas con altos índices de degradación está la que pertenece a la tribu Yanomami, ubicada entre los estados de Roraima y Amazonas, uno de los grupos étnicos más afectados en el país suramericano con el COVID-19.

En Brasil se han confirmado más de 350 casos del nuevo coronavirus en indígenas, de los cuales más de 20 se registraron en la etnia Yanomami, según datos de la Fundación Nacional del Indio (Funai).

Imazon destacó en el informe que el mayor índice de deforestación de toda la región amazónica se registró en el estado de Pará, con un 32 % de los casos en abril.

Le siguieron Mato Grosso (26 %) Rondonia (19 %) y Amazonas (18 %).

Ya para el acumulado del año, la tala de árboles en la Amazonía brasileña alcanzó los 1.073 kilómetros cuadrados lo que supone un aumento de un 133 % en relación con la registrada durante los primeros cuatro meses de 2019, cuando la deforestación totalizó 460 kilómetros cuadrados.

Imazon es un instituto de pesquisas sin ánimo de lucro, compuesto por investigadores brasileños que usan la información suministrada por varios satélites para monitorear la Amazonía y divulgar datos sobre la deforestación en esa vasta región.

La organización realiza en análisis mediante el Sistema de Alerta de Deforestación (SAD) que cumple prácticamente las mismas funciones que los sistemas que utiliza el Gobierno, para producir advertencias independientes sobre deforestación.

De interésNueva York reabre todas sus regiones excepto las que limitan con la ciudad

No obstante, los datos registrados por Imazon casi que superan por más del doble a los divulgados por el Gobierno la semana pasada.

Mientras que el SAD registró un incremento de 171 % de la deforestación en abril, con relación al mismo mes del año pasado, el Deter, la herramienta utilizada por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE, por sus siglas en portugués) estima que en el mismo comparativo el aumento fue de un 63,75 %.