Bill Cosby
Mark Makela / AFP
25 Sep 2018 01:41 PM

Bill Cosby fue condenado por agredir sexualmente a una mujer

El actor fue incluido en el registro de depredadores sexuales violentos.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@yurby_cr

El actor estadounidense Bill Cosby fue condenado el martes a una pena de tres a diez años de cárcel por un juez de Pensilvania, por agredir sexualmente a una mujer en su mansión en Filadeflia hace 14 años.

El otrora querido y popular comediante de 81 años no mostró ninguna reacción al escuchar al juez, que había ordenado un poco antes que se lo incluyera en el registro de depredadores sexuales violentos del estado.

 Cosby, que llegó a ser un icono de la cultura popular de EE.UU. gracias a su exitosa carrera como humorista y actor, será recordado a partir de ahora por haber drogado y violado a una mujer en su mansión de Cheltenham (Pensilvania) aprovechando su condición de celebridad.

Las carcajadas y sonrisas que Cosby era capaz de arrancar en sus espectáculos desde la década de los 70 hasta hace unos años se han convertido en miradas de repudio tras conocerse que el actor explotó su fama para supuestamente agredir sexualmente a decenas de mujeres.

De hecho, más de 60 mujeres han acusado a Cosby, de 81 años, de abusar sexualmente de ellas entre 1960 y 2000, aunque esos casos no prosperaron por haber prescrito y solo se ha llevado a juicio el que fue determinado en abril por las acusaciones de la canadiense Andrea Constand.

Esta mujer aseguró que una noche a principios de 2004 Cosby la invitó a su mansión de Cheltenham y le dio unas pastillas que le marearon y permitieron al artista abusar de ella.

El desagradable episodio fue llevado a la corte y se tradujo en tres cargos de agresión sexual, incluyendo penetración sin consentimiento, penetración mientras se está inconsciente y penetración tras el suministro de un estupefaciente; unos delitos por los que ha sido condenado a entre tres y diez años de prisión.

Desde la declaración de culpabilidad en abril, numerosas instituciones ilustres, como la Academia de Hollywood y las universidades de Yale y Nueva York, han decidido expulsar a Cosby o retirarle los títulos honoríficos que le habían concedido.

El Centro Kennedy de Washington optó también por retirar los premios Kennedy y Mark Twain, dos de los más prestigiosos en el sector cultural estadounidense, que habían sido otorgados al famoso cómico a lo largo de su carrera.

No solo las altas esferas quisieron mostrar su rechazo al lamentable historial sexual de Cosby, sino que hasta su bar favorito en Washington, el Ben's Chili Bowl, borró su colorido mural exterior en el que aparecía el rostro del artista por intensas presiones de sus clientes.

De este modo, la sociedad estadounidense ha tratado de anular en los últimos meses hasta el último rastro de la veneración generalizada que existió una vez hacia Cosby, que fue el primer afroamericano en protagonizar una serie dramática, un formato reservado entonces para los blancos y que nada tenía que ver con la música y la comedia.

Nacido en una familia humilde de Filadelfia en 1937, Cosby creció sin el modelo de su padre, un marine que apenas estaba en casa, lo que convirtió a su madre en la primera espectadora de las parodias de lo cotidiano que más tarde se convertirían en la seña de identidad de Bill en los escenarios.

Al alcanzar la mayoría de edad, empezó a forjar su figura de icono de la cultura popular y en 1984 creó "The Cosby Show", poniendo a su personaje (el doctor Cliff) al frente de la primera familia afroamericana acomodada de la televisión, la primera que, según la revista Time, "simplemente era negra, sin que eso significara nada más".

El espejismo, sin embargo, se agrietó hasta romperse con las continuas denuncias de abusos sexuales, que han acabado convirtiendo a Cosby en un villano repudiado por el país en el que alcanzó la fama mundial gracias a su ingenio humorístico.

Fuente
AFP Y EFE