Bebé
Bebé
Pixabay / b5zero
22 Nov 2022 04:06 PM

Bebé de nueve meses sorprendió al mundo al tener su primer periodo ¿Médicos identifican la anomalía?

La madre de la menor se ha mostrado completamente sorprendida ante el diagnóstico de su pequeña.
Óscar Barrero
Óscar
Barrero

Un extraño caso se reportó en las últimas horas en Sydney (Australia), luego de que Sarah Regan, se llevara toda una sorpresa cuando le iba a cambiar el pañal a su bebé de nueve meses de nacida y se pudo percatar que estaba todo lleno de sangre.  

Asustada pensando que su pequeña hija Birdie podría haber tenido una infección renal, no dudó en trasladarla a un centro asistencial, donde los profesionales de la salud de inmediato le realizaron varios exámenes para determinar cual había sido el origen que la llevo a sangrar de esta manera.  

Lea también: ¿Qué pasó ayer?: hinchas buscaban cerveza y resultaron jugando con un león en una mansión de Qatar

Después de que se le hicieron una serie de ecografías y pruebas hormonales, los médicos descubrieron que sus huesos presentaban la forma de un niño de 18 meses, por eso, tras los análisis, descubrieron que la menor tiene pubertad precoz.  

Regan, quedó completamente sorprendida tras recibir esta inesperada noticia “no sabía que pensar, no sabíamos mucho al respecto, porque nunca antes habíamos oído hablar de ello” 

Y es que según Standford Medicine, la pubertad precoz es una de las condiciones muy raras en los niños en las cuales se involucran signos físicos de madurez y desarrollo sexual que se dan a muy temprana edad.  

Pero lo más extraño del caso, es que la madre de la pequeña menciona que “Birdie no tiene vello en su cuerpo ni mucho menos crecimiento de sus senos, que es lo que algunos niños en esa condición pueden tener” 

“Es extraño saber que cuando va a la guardería tener que explicarles que, si encuentran sangre en su pañal, se debe por eso y más cuando tenemos una nota del médico para que sus cuidadores no se lleguen a preocupar”, comentó la preocupada madre.  

A pesar de que ha mencionado que esto es algo muy difícil de superar, asegura que es demasiado importante que los padres conozcan sobre este tema.  

Lea también: Nacieron los bebés de embriones congelados de hace 30 años; son mayores que sus padres

Desde entonces, la pequeña que ya tiene 2 años de edad, debe someter a diferentes exámenes cada seis meses como método de rutina para que se certifique que su desarrollo no siga avanzando. 

Finalmente, la progenitora de la menor aseguró que si la niña va avanzando de manera rápida en su proceso de desarrollo, va a considerar aplicarle la inyección de hormonas para retrasarlo y así poder evitar que aparezcan otros síntomas de pubertad.