Barack Obama junto a Joe Biden
Joe Biden fue vicepresidente de Estados Unidos en la administración de Barack Obama.
AFP
14 Abr 2020 11:00 AM

Barack Obama respalda oficialmente a Joe Biden para la presidencia de EE.UU.

El expresidente afirmó que considera a Biden, quien su vicepresidente, capaz de guiar al país en las "horas más sombrías".
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

Barack Obama, expresidente demócrata de Estados Unidos, anunció su apoyo a Joe Biden para las elecciones presidenciales de noviembre, al considerarlo capaz de guiar al país en las "horas más sombrías".

El apoyo del primer presidente afroamericano de Estados Unidos, aún muy popular entre los demócratas, es un impulso para el candidato de 77 años, que buscará disputarle a Donald Trump su reelección después del abandono de Bernie Sanders. El posicionamiento de Obama llega de hecho después de que Sanders diera el lunes su apoyo a Biden.

En su cuenta de Twitter, el expresidente Obama señaló que "para todos los que amamos este país y estamos dispuestos a hacer nuestra parte para asegurarnos de que cumpla con sus ideales más altos, ahora es el momento de luchar por lo que creemos. Y te veré en la campaña tan pronto como pueda". 

El ex vicepresidente dijo que había "pedido al presidente Obama" que no lo apoyara en la carrera por la nominación demócrata cuando lanzó su candidatura en abril de 2019.  

En realidad, parece que Obama no tenía la intención de interferir en las primarias demócratas hasta que hubiera un ganador. Ya en 2016, Obama esperó a la victoria de Hillary Clinton sobre Sanders en junio para apoyar a la candidata.

Biden fue la mano derecha durante los ocho años (2009-2017) que Obama estuvo de inquilino en la Casa Blanca. El ex vicepresidente hizo gala durante la campaña de las buenas relaciones con el que fuera su jefe, un importante activo entre los votantes demócratas.

En un raro posicionamiento, Obama dijo a los votantes demócratas en noviembre de 2019 que las elecciones presidenciales se disputarían en el centro. 

Los estadounidenses no creen "que debamos destruir completamente el sistema y comenzar de nuevo", dijo, y subrayó que Estados Unidos no es un país "revolucionario".

Sin dar nombres, las palabras del expresidente parecían evocar las de Sanders, partidario de una "revolución" política.

Después de su retiro, se espera que Biden sea nominado oficialmente como candidato en la convención demócrata prevista para el 17 de agosto.

Fuente
AFP