Metro Miami
AFP
22 Sep 2020 02:17 PM

Arrestan en Miami a afroamericano que golpeó a un hispano en el Metro

Ya son cuatro las víctimas latinas de golpizas en el metro de Miami, incluida la colombiana Andrea Puerta.
agenciaefe
Agencia
Efe

Un afroamericano fue arrestado y enfrenta cargos criminales por propinarle una fuerte paliza a un latino de 74 años en el metro de Miami, donde ya son cuatro las víctimas latinas de hechos similares este mes, informó este martes la Policía del condado Miami-Dade.

El detenido es Robert Lee Ribbs, un habitante de la calle de 62 años que enfrenta varios cargos, entre ellos de asalto agravado de una persona mayor de 65 años y robo, detalló la Policía.

Lea aquí: Antonio Guterres pide evitar una nueva Guerra Fría

Lee Ribbs está acusado de golpear y patear repetidamente a Eduardo Fernández, de 74 años, sin motivo aparente, en un hecho similar a otros tres contra hispanos ocurridos en el Metromover, un sistema de transporte gratuito del centro de Miami.

Según, el acta de arresto, Lee Ribbs dijo que Fernández lo llamó "negro", que es considerado ofensivo por los afroamericanos. 

Las otras víctimas son la colombiana Andrea Puerta, cuya paliza quedó grabada en las cámaras de seguridad, Eduardo Treviño y Nelti Medrano. 

Por estos tres casos fue detenido el afroamericano Joshua King, de 25 años, quien enfrenta tres cargos criminales de asalto agravado y otros tres menores de agresión.

Lea además: Putin defendió la vacuna rusa contra el coronavirus ante la ONU

King fue liberado bajo fianza de 1.500 dólares días después de su detención el mismo día de los ataques, el 4 de septiembre, y tiene prevista una audiencia en corte el próximo viernes.

"Los recientes ataques brutales a nuestro sistema Metrorail/ Metromover, aunque no están relacionados, son profundamente preocupantes", manifestó el director de la Policía del condado, Alfredo Ramírez III.

Fernández tomó el domingo por la mañana el Metromover, un sistema de transporte totalmente automatizado, para ir a su trabajo, pero acabó en un hospital debido a la golpiza.

El agredido logró salir del metro, que discurre en altura, bajar a la calle y caminar unos metros hasta que se desmayó y fue socorrido por los paramédicos. En el hospital, donde permanece ingresado, le detectaron cuatro fracturas óseas y una hemorragia interna.