Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores tomando leche, durante un programa de televisión hecho en Caracas el 16 de octubre de 2013
Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores tomando leche, durante un programa de televisión hecho en Caracas el 16 de octubre de 2013
AFP
25 Sep 2018 12:23 PM

Airada reacción de Nicolás Maduro porque EE.UU. sancionó a Cilia Flores, su esposa

El mandatario venezolano reaccionó molesto al adnuncio del Departamento del Tesoro.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@yurby_cr

 El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, deploró la sanción que anunció el Departamento del Tesoro de Estados Unidos contra su "círculo cercano", incluida su esposa, Cilia Flores.

"Nunca se había visto algo así, si ustedes quieren atacarme, atáquenme a mí pero no se metan con Cilia, no se metan con la familia, no sean cobardes (...) han sacado un decreto de sanciones contra Cilia, su único delito, ser mi esposa", dijo Maduro durante un acto político con colombianos que viven en Venezuela. En su discurso el gobernante aseguró que EE.UU. aprobó esta sanción porque "no pueden" con él. 

"El presidente Maduro confía en su círculo cercano para mantener su control del poder, a medida que su régimen sistemáticamente saquea la riqueza de Venezuela. Continuamos sancionando a sus socios más leales que permiten que Maduro refuerce su control sobre los militares y el Gobierno mientras el pueblo sufre", indicó, por su parte, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado.

El Departamento de Estado de Estados Unidos indicó que se impusieron sanciones contra cuatro personas, Cilia Flores, la vicepresidenta Delcy Rodríguez, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López. 

Las autoridades estadounidenses también anunciaron acciones contra una red que apoya a un supuesto testaferro de Diosdado Cabello en Estados Unidos y embargó un avión privado de 20 millones de dólares.

Washington ya ha emitido otras sanciones financieras contra Venezuela, contra la petrolera estatal PDVSA y contra el propio Maduro, además de prohibir a sus ciudadanos negociar nueva deuda de Venezuela y de su petrolera.

El país está sumido en una grave crisis económica y política. Según una agencia de la ONU, unos 2,3 millones de venezolanos (7,5% de la población de 30,6 millones) vive en el exterior, de los cuales unos 1,6 millones han emigrado desde 2015, con el recrudecimiento de la crisis.

Fuente
EFE