Consumidores en un mercado comprando productos básicos de la canasta familiar
Consumidores en un mercado comprando productos básicos de la canasta familiar
Foto de Colprensa
11 Jul 2022 08:54 PM

Según Fedesarrollo, en junio la confianza de los consumidores se recuperó

Registró un balance de 2,9% representando un aumento de 17,6 puntos porcentuales (pps) frente al mes anterior.
Martha Olaya
Martha
Olaya
@Marthaolaya1

La más reciente Encuesta de Opinión del Consumidor (EOC), elaborada por Fedesarrollo, señaló que en  junio pasado , el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) registró un balance de 2,9% representando un aumento de 17,6 puntos porcentuales (pps) frente al mes anterior.

El aumento en la confianza de los consumidores frente al mes pasado obedeció principalmente a un aumento de 21,0 pps en el Índice de Expectativas del Consumidor y de 12,5 pps en el Índice de Condiciones Económicas,  señala el informe.

 Al comparar los resultados del segundo trimestre de 2022 "con los del primer trimestre, se observa un aumento en la valoración de los consumidores sobre la situación del país, sobre la situación de sus hogares, y sobre la disposición de los consumidores a comprar bienes durables".

En junio, el ICC aumentó en los sectores socioeconómicos bajo y medio, mientras que en el sector alto disminuyó, "lo cual demuestra una dinámica distinta a la que se venía observando los meses pasados. A su vez, la confianza de los consumidores aumentó en las cinco ciudades encuestadas con respecto al mes pasado".

Lea también:  Francisco Mejía, presidente del Banco Agrario, renunció a su cargo

El indicador para junio fue de 22,1 pps en Medellín, 23,7 pps en Barranquilla, 15,9 en Bogotá, 11,5 pps en Cali y 23,4 pps en Bucaramanga.

En cuanto a la disposición de comprar vivienda el indicador aumentó 14,8 pps frente al mes pasado. En términos de ciudades, Bucaramanga (0,6 pps), Barranquilla (23,1 pps), Bogotá (15,8 pps) y Cali (30,4) tuvieron un repunte frente a mayo; pero disminuyó en Medellín (0,8 pps).

La disposición a comprar vivienda sólo disminuyó en el nivel socioeconómico alto, mientras que aumentó en los dos restantes (medio y bajo).