Ganado
Los animales se están muriendo de sed.
Imagen suministrada por Fedegán
7 Jul 2020 08:57 PM

Gravar el ganado o sus derivados, la propuesta para próxima reforma tributaria

Con esta iniciativa se podría llegar a recaudar alrededor de 4,5 billones de pesos.
María Fernanda Herrera
María Fernanda
Herrera
@MafeHerreraCif

Ante la inminente reforma tributaria que se avecina en Colombia, como consecuencia de la COVID-19, empiezan a sonar varias propuestas sobre las medidas que podrían adoptarse en materia de impuestos para lograr aumentar el recaudo. 

El Observatorio Fiscal de la universidad Javeriana puso sobre la mesa la posibilidad de que se implemente un impuesto de 15.000 pesos al mes por cabeza de ganado del país, lo que generaría un recaudo cercano a los 4,5 billones de pesos anuales. 

“Las emisiones de metano del ganado son una de las principales contribuciones de Colombia al efecto invernadero. Un impuesto a las cabezas de ganado sería un impuesto verde, que valdría la pena considerar en la próxima reforma tributaria: aumenta recaudo y protege el ambiente”, señaló el director del observatorio, Luis Carlos Reyes. 

Además lea: Venta de vivienda en Colombia creció un 60 % en mayo y junio

Otra de las opciones planteadas es que se graven los productos derivados del ganado, tales como la carne o la leche, “un impuesto a estos productos debería tener en cuenta los temas de progresividad, es decir debería afectar en menor medida a las personas más necesitadas”, explicó el experto. 

Para Reyes en la nueva reforma tributaria debería implementarse un impuesto a los dividendos y a los ingresos no laborales de las personas con altos ingresos, más no se debería enfocar en la ampliación del IVA a la canasta básica familiar, ni en ampliar la base gravable del impuesto renta. 

De interés: Cámara Colombo Americana pide que se reglamente el trabajo en casa

El Ministerio de Hacienda señaló que una vez se supere la pandemia se deberá llevar a cabo una reforma fiscal que aumente el recaudo en 2 puntos del PIB, es decir cerca de 20 billones de pesos, debido al incremento de la deuda para atender la emergencia sanitaria y económica que enfrenta el país.