Dolar en Colombia
Dolar en Colombia.
AFP
9 Ago 2021 03:17 PM

El precio del dólar en Colombia cada vez se acerca más a los $4.000

Este año el precio del dólar ha subido más de $480.
Martha Olaya
Martha
Olaya
@Marthaolaya1

El dólar cerró la jornada de este lunes más cerca de los $4.000 , la divisa norteamericana cerró la jornada en un precio promedio de $3.988,34 lo que representó un alza de $39,01 .

Según datos de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) el precio máximo alcanzado durante la jornada fue de $3.999 y el mínimo de $3.970.

Según los analistas  el aumento en el precio de la divisa norteamericana obedece entre otras al crecimiento en las cifras de empleo en Estados Unidos para el pasado mes de julio y a la incertidumbre que sigue generando la pandemia especialmente la variante Delta.

Y es que este año, el precio del dólar ha subido más de $480. Durante el primer semestre ascendió $324,17 y en lo que va de julio $94,29.

La pérdida de valor del peso colombiano frente al dólar tiene implicaciones negativas para el bolsillo de los colombianos, pues buena parte de los bienes y servicios que consumen las familias son importados además de algunas materias primas e insumos que repercuten en el incremento de los precios de algunos alimentos.

También puede leer: Comercio electrónico, una ventana de crecimiento para las empresas colombianas

Sin embargo, el turismo nacional gana con el precio del dólar, ya que el sector hotelero se beneficia porque para los extranjeros se hace más económico visitar el país, así mismo se ven beneficiados los exportadores quienes reciben más dinero por sus transacciones en dólares . 

El Gobierno, las empresas y las personas que tienen deudas en dólares, también se ven impactadas, porque terminarán pagando más de lo que recibieron. 

Por su parte el  petróleo cayó en la jornada de este lunes   hasta los US$66,05 el WTI, mientras el Brent, de referencia para Colombia, llegó a  los US$68,67 el barril.

Esta disminución en los precios del crudo se explica por el avance del dólar y las preocupaciones de que nuevas restricciones por el avance del coronavirus en países asiáticos como China ralenticen la recuperación de la demanda petrolera en el mundo.