Estados Unidos impuso el viernes aranceles a productos chinos por un valor estimado en 34.000 millones de dólares
Estados Unidos impuso el viernes aranceles a productos chinos por un valor estimado en 34.000 millones de dólares
Ingimage (imagen de referencia)
8 Jul 2018 03:31 PM

Economistas y políticos piden a la UE enfrentar a los desórdenes mundiales

El conflicto comercial podría agravarse: Trump amenazó con imponer aranceles del 20% a los coches importados desde la UE.
Carolina Restrepo
Carolina
Restrepo Chica
@carorestrepo__

El avance del nacionalismo, la tensión sobre la inmigración o la guerra comercial dominaron este año los debates de los encuentros económicos de Aix-en-Provence, sureste de Francia, en donde economistas y políticos pidieron este domingo a la Unión Europea (UE) que se despierte y vaya adelante.

"Desde hace unos meses sopla un aire malo en el mundo" que puso en duda "la idea misma de que el multilateralismo es el vector natural para solucionar nuestros conflictos", constataron en sus conclusiones los miembros del Círculo de economistas, un organismo que reúne a unos treinta economistas y universitarios franceses y que cada año organiza una conferencia en esta ciudad francesa a la que acuden personalidades del mundo entero.

Frente a este "movimiento incontrolable", "solo las nuevas formas de diálogo, nuevos actores como fue el caso de la COP21, permitirán salir de este engranaje peligroso", agregan en esta declaración publicada al cierre de la conferencia de tres días.

En el centro de atención estaba la Unión Europea, llamada a poner fin a sus divisiones, en particular frente a la guerra comercial iniciada por el presidente estadounidense Donald Trump.

"El tema no es saber si habrá o no una guerra comercial. La guerra comercial ya empezó", estimó el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, que llamó a los actores europeos a ser "lúcidos".

"En esta globalización, los Estados europeos deben juntarse, porque lo que quieren nuestros socios o nuestros adversarios es dividirnos. Lo que quiere Estados Unidos es dividir a Francia de Alemania", insistió.

Estados Unidos impuso el viernes aranceles a productos chinos por un valor estimado en 34.000 millones de dólares, a lo que Pekín replicó con una medida idéntica a productos importados por un monto equivalente.

El conflicto comercial podría agravarse, Trump amenazó con imponer aranceles del 20% a los coches importados desde la UE.

"Si mañana hubiese un aumento de aranceles a otros sectores económicos, como el sector automotor, nuestra reacción debería ser la misma, fuerte, para hacer entender que Europa es también una potencia económica soberana", dijo Le Maire.

'Reorganizar el mundo' 

El sábado la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, estimó que la UE tenía "una carta que jugar" en la guerra comercial, con la condición de que vaya "unida".

"Europa debe dejar atrás sus propias divisiones", ahondó el domingo Benoit Coeuré, miembro del directorio del Banco Central Europeo (BCE), estimando que la UE dispone de "dos ventajas": "un gran mercado, el primero en el mundo", y "una capacidad de reglamentar que también es la primera en el mundo".

"El ancla política mundial se desató", subrayó por su lado Philipp Hildebrand, vicepresidente de BlackRock, el mayor administrador de activos del mundo. "Solo una respuesta colectiva puede restablecer alguna estabilidad", agregó.

Trátese del Brexit, del nuevos gobierno populista italiano o de las tensiones por el tema migratorio, la UE está tironeada de varias partes, víctima de un desinterés creciente de parte de sus ciudadanos, por lo que algunos temen que implosione.

"Los beneficios de la Unión Europea no quedaron en evidencia para sus ciudadanos por el atraso que tomó la integración fiscal", reconoció el expresidente del Consejo italiano, Mario Monti, estimando que era necesario mejorar la "gobernanza" de la UE.

"Debemos, nosotros, europeos, retomar el control" para "estar presentes en la reorganización del mundo", insistió finalmente el presidente del Círculo de economistas, Jean-Hervé Lorenzi.