3 Mayo 2016 06:14 PM

Contraloría: contratos de Reficar costaron $ 5.3 billones

Según el ente de control, los gastos mensuales del proyecto fueron de 120 millones de dólares en promedio.
El contralor Edgardo Maya Villazo?n, ante la plenaria del Senado, afirmó que en caso de afectar el interés general, la moralidad administrativa y el patrimonio público, se podría dar lugar a la apertura de procesos de responsabilidad fiscal.
 
La contraloría aseguró que existieron costos millonarios en la fabricación de equipos a cargo de la firma CB&I y una exorbitante cantidad de materiales sobrantes (3’922.928 unidades), en cuarentena, en exceso, incompletos, destruidos o dañados, o diferentes a los requeridos. 
 
"Son dos de las muchas situaciones que ha encontrado la Contraloría General de la República al avanzar en la Actuación Especial de Fiscalización que adelanta a la Refinería de Cartagena", manifestó el contralor.
 
Entre los costos excesivos que denunció la contraloría, está el uso del material del rack de tubería, que fue de $49 millones de dólares en 2010 y cuyo costo final ascendió? a $112,7 millones de dólares en 2015. 
 
Así mismo, el costo de la mano de obra utilizada en esta tarea paso? de $39,4 millones de dólares a $89,7 millones de dólares. "Para esta demora en la elaboración de la tubería se argumento? la ocurrencia de una oleada de calor, en Island Park, que genero? un retraso en exceso"
 
Por otro lado, "con base en información suministrada por Reficar, a abril de 2016, el equipo auditor de la Contraloría ha establecido que de los materiales adquiridos por Reficar, de acuerdo a los requerimientos de CB&I, se presentaron sobrantes por valor de US$57.7 millones de dólares, correspondientes a 3’922.928 unidades". 
 
El 57.4% de los materiales sobrantes, que corresponden a 2’251.726 unidades, no están valorizados, y se encuentran hoy en proceso de revisión por parte del equipo auditor de la Contraloría.
 
De otra parte, la Contraloría aseguró que se ha encontrado igualmente que CB&I recomendaba proveedores que manejaban precios superiores a los presupuestados. "Para el caso de los consorcios, 26 contratos, por un valor total de $890.000 millones que fueron concedidos a 9 empresas, que se alternaban entre sí. El valor de estos contratos sufrió? un incremento del 69%, dado que el valor inicial de los mismos era de $526,565 millones".
 
El caso que más ha llamado la atención para el ente de control es un contrato donde se hizo una invitación directamente al consorcio ya constituido y, adicionalmente, CB&I presentaba órdenes de compra con errores e incompletas. 
 
Por otro lado, la Contraloría denunció que se dio un trato preferencial a los trabajadores expatriados y se les concedía el doble de vacaciones en tiempo frente a los nacionales (40 días vs. 20 días). 
 
Igualmente, el contralor Edgardo Maya advirtió la falta de planeación en la subcontratación. Este es el caso de un contrato de trabajos misceláneos (objeto contractual amplio), que inició en $200 millones y terminó en $1.335 millones, con 33 adiciones (más del 578% de incremento)".
 
Agregado a esto, la contraloría denunció que se ha presentado alta rotación de personal. También que se dieron crecimientos inesperados en cantidades de materiales, que se debían conocer antes del acuerdo y el incremento que se dio en las cantidades de concreto para las obras civiles, que tuvieron una variación del 130%.
 
Finalmente, se conocieron cinco contratos que iniciaron en $125.432 millones y se ejecutaron $311.029 millones (un 147% más), donde un contrato presentó incremento del 37.582%. Contratos de grúas que, según el ente de control, implicaron un caos logístico en donde se tenían planeadas 80 y se facturaron 176. En total, se suscribieron nueve contratos, que iniciaron en $129.771 millones y terminaron en $220.952 millones (un incremento del 213%). 
Fuente
Sistema Integrado Digital