17 Jun 2016 04:02 PM

Rakitic llama "estúpidos" a hinchas que lanzaron las bengalas

El jugador no ocultó su ira ante lo sucedido en el juego entre su equipo, Croacia, y la Repúlica Checa.
El croata Ivan Rakitic llamó "estúpidos" a los aficionados de su país que lanzaron bengalas e interrumpieron el final del partido que su equipo terminó empatando 2-2 ante la República Checa, en Saint-Etienne.
 
"No quiero hablar mucho de ello, pero todos hemos visto lo que pasó. Es difícil para nosotros hablar de esto después de un partido así, en el que jugamos bien ante un rival que estuvo excelente", comentó Rakitic en conferencia de prensa, después de haber sido elegido el mejor del encuentro.
 
"Todo lo que puedo decir es que la mayor parte de los aficionados se comporta de forma cívica, son auténticos aficionados. Hay una pequeña parte, una decena quizás, que puede provocar problemas. Todo el cuerpo técnico, la Federación Croata, el equipo, pedimos disculpas a la UEFA, a la República Checa, a todos los que asistieron al partido y a los que lo siguieron desde casa", añadió.
 
Un periodista le preguntó entonces si tiene miedo a una eventual descalificación de Croacia de esta Eurocopa, a lo que Rakitic estimó que puede haber sanción, pero no hasta ese punto.
 
"Vamos a tratar de olvidar esto. Puede que la UEFA decida que tengamos que jugar algún partido a puerta cerrada. Es por culpa de esos hinchas estúpidos", señaló.
 
Antes de la interrupción, que llegó con el descuento, Croacia ganaba 2-1 y tras el parón de las bengalas llegó el penal que permitió a Tomas Necid firmar el 2-2 definitivo en el 90+3.
 
"La situación era rara", subrayó el jugador del Barcelona. "Ellos consiguieron un punto, creo que nosotros merecimos la victoria, los tres puntos. Si continuamos jugando así y si nos mantenemos unidos como una familia, nadie podrá vencernos", aseguró.
 
- ¿Compensación con el penal? -
 
En declaraciones a la cadena de televisión ZDF, Rakitic había dicho poco antes, tras el final del encuentro, que el penal pitado por el árbitro sonó a compensación para los checos y a castigo para los croatas por el asunto de los bengalas.
 
"No es una casualidad que haya pitado penal, para sancionarnos sobre el terreno de juego", dijo Rakitic.
 
El árbitro inglés Mark Clattenburg interrumpió el partido en el minuto 86 durante unos 5 minutos, después de que varias bengalas cayeran al campo de juego lanzadas desde la tribuna ocupada por hinchas de la Cuadriculada.
 
Clattenburg marcó el punto penal en el tiempo adicional, después de una mano del defensor croata Domagoj Vida, tras un centro alto que cayó en el corazón del área croata.
 
"Nosotros no podemos hacer otra cosa que disculparnos ante la UEFA y la República Checa. Es difícil encontrar palabras para tal comportamiento", afirmó.
Fuente
Sistema Integrado Digital