Conor McGregor y Khabib Nurmagomedov
Conor McGregor y Khabib Nurmagomedov
AFP
7 Oct 2018 02:31 PM

Video muestra el momento que McGregor golpea al manager de Khabib

Tras culminar el combate, el ruso originó una pelea multitudinaria.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@yurby_cr

El peleador ruso Khabib Nurmagomedov retuvo el título de campeón del peso ligero de las artes marciales mixtas al vencer por sumisión en el cuarto asalto a la estrella irlandesa Conor "The Notorius" McGregor, en la velada de la UFC 299 que se disputó en el T-Mobile Arena de las Vegas (Nevada).

Nurmagomedov, que dominó durante toda la pelea, denominada por la propia UFC como la "más grande de la historia", dejó también su marca perfecta de invicto en 27-0 (ocho victorias por nocáut y nueve por sumisión), algo que ningún peleador de la UFC había podido lograr hasta ahora.

Mientras que McGregor bajo su marca a 21-4-0 (18 de sus victorias por nocáut).

Pero al final de la pelea se generó un batalla campal entre los componentes de los equipos de trabajo de ambos luchadores y tuvo que subir la policía al octágono después que un individuo no identificado también entró para golpear al McGregor que necesitó ser escoltado fuera del mismo por los agentes del orden y personal de seguridad, mientras era abucheado por los aficionados.

Antes que se diese el lamentable espectáculo final dentro y fuera del octágono, el luchador ruso cumplió lo que ya había adelantado, que iba a acabar con el mito de McGregor y a demostrar que era muy superior a él, como así lo demostró ante un lleno que se dio en las gradas del T-Mobile Arena, donde regresó la acción de la UFC.

Nurmagomedov, de 30 años, se sintió ofendido durante la sesión de pesaje del viernes cuando recibió una patada por parte de McGregor, además que había llegado tarde al evento, lo que hizo que el peleador ruso considerase como una falta de "respeto" y de "clase".

Tras la rendición de McGregor, Nurmagomedov se lanzó por encima del octágono al rincón de su oponente, aparentemente para pegar al entrenador de su rival, Dillon Danis, lo que dio paso a una pelea multitudinaria en la que incluso varios miembros del público subieron al cuadrilátero a golpear al irlandés mientras este se recuperaba, obligando a la policía a actuar.  

McGregor abandonó el ring abucheado, su rival fue despedido con lanzamiento de objetos por parte de los aficionados y el jefe de la UFC, Dana White, se negó a entregarle el cinturón a Khabib por miedo a provocar más altercados en medio de una trifulca generalizada y señaló que el cheque del ruso ha sido retenido mientras estudian los acontecimientos. 

"Acabo de hablar con la Comisión Atlética de Nevada y me han dicho que, tras revisarlo, han tomado la decisión de que no van a retener el cheque de Conor McGregor, al que ya le han pagado. Sí han retenido el de Khabib", apuntó a los medios de comunicación tras la pelea White, quien agregó que tres miembros del equipo de Khabib fueron detenidos por la policía. 

El presentador declaró ganador al ruso después de que los peleadores hubieran abandonado minutos antes el ring y la seguridad tuvo que escoltarlos a ambos fuera de la arena. 

Poco después, White declaró que McGregor rechazó presentar cargos y todos los miembros del equipo de Khabib fueron puestos en libertad.