Barcelona Vs. Napoli
AFP
8 Ago 2020 04:04 PM

Victoria de Barcelona sobre el Napoli de David Ospina

El equipo catalán sacó una buena ventaja pero mostró varias problemas defensivos.

En un partido con algunas polémicas y en el que Barcelona era el favorito, los catalanes respondieron a las expectativas y se llevaron el encuentro con un marcador de 3-1 a su favor. El equipo conducido por Quique Setién abrió el marcador gracias a un tanto de Lenglet, quien cabeceó bien una pelota lanzada desde un tiro de esquina, luego de una posible falta sobre el defensor que lo marcaba.

Lea también: Champions League: Bayern Múnich goleó a Chelsea y sentenció su clasificación

Posteriormente, Messi y Suárez se encargaron de ampliar ventajas sobre el equipo italiano, que poco pudo hacer para poner en aprietos a los catalanes y, pese a descontar al término de la primera parte a través de Insigne y luchar en el segundo tiempo para reducir las distancias, siempre tuvieron el partido muy lejos y sufrieron en defensa para detener el poder ofensivo del cuadro blaugrana que se relajó durante la segunda parte.

El partido arrancó con ataques de lado y lado, siendo los del sur de Italia quienes más se acercaban, sin embargo, poco tardó en responder Barcelona, que aprovechó una pelota quieta y luego de un buen centro, fue el defensor Lenglet quien dejó al colombiano David Ospina sin posibilidades de reacción y, aunque el VAR pudo haber entrado en acción para anular el tanto, esto no ocurrió y los españoles se adelantaron.

Le puede interesar: Pirlo, el elegido: Juventus anuncio al reemplazo de Sarri en el banco

Posteriormente, la defensa vio cómo Lionel Messi regateó a más de dos jugadores, entró al área y remató hacia el palo más lejano del guardameta colombiano, quien tocó la pelota, la alcanzó a desviar, pero la fuerza imprimida en el disparo de Messi le impidió a Ospina una mejor reacción por lo que el balón llegó a destino y se marcaba el 2-0.

Desde ese momento todo fue más tranquilo para Barcelona, que anotó otro gol por intermedio de Messi, anulado por el VAR y luego de un robo de balón del propio argentino a Koulibaly, en el que el jugador napolitano terminó pateando al rosarino, Luis Suárez convirtió el tercero y definitivo.

A falta de pocos minutos para el final del primer tiempo, Napoli descontó pero esto no fue suficiente y, pese a que en la segunda parte los italianos intentaron acercarse, el marcador se mantuvo por el resto del partido.