Zinedine Zidane, DT del Real Madrid
Zinedine Zidane, DT del Real Madrid.
AFP
3 Abr 2019 04:39 PM

Real Madrid sufrió su primera derrota tras la vuelta de Zidane

En medio de las dudas, el equipo de Zidane perdió ante Valencia.

Real Madrid sucumbió 2-1 en su visita a Valencia, en Mestalla, por la jornada 30 de La Liga de España, con tantos de Gonzalo Guedes y Ezequiel Garay. Los 'merengues' sufrieron su primera caída, luego del retorno de Zinedine Zidane al banco, pese al descuento de Karim Benzema.

Los dos equipos saltaron al terreno de juego con excesivas precauciones. Ni Valencia ni Real Madrid se aventuraban a descomponerse defensivamente y la primera media hora fue tediosa, con el balón circulando más entre defensas que entre centrocampistas. Los porteros eran meros espectadores.

Lea también: Barcelona logró un empate heroico ante el Villarreal de Carlos Bacca

El Valencia no lograba imprimir fluidez alguna a su juego hasta que, superada la media hora, una pared entre Guedes y Carlos Soler, acabó con un disparo con efecto del portugués que evitó la estirada de Keylor Navas para subir el 1-0 al marcador.

El gol espoleó al Valencia que le perdió el respeto al Real Madrid y en los diez últimos minutos zarandeó a los de Zidane con un juego rápido, buenas llegadas de la segunda línea e hizo méritos para haber ampliado su renta antes de llegar al descanso. Ni Rodrigo ni Kondogbia tuvieron acierto.

Se estiró el Real Madrid en la reanudación y el Valencia dispuso de los espacios que quería para correr. Carlos Soler tuvo el 2-0 en una clara contra pero no pudo superar a Keylor Navas, mientras Rodrigo se desesperaba completamente solo en el segundo palo.

Ante la inoperancia ofensiva de los suyos, Zidane realizó un doble cambio y dio entrada a Isco y Bale en busca de un revulsivo al partido.

Le puede interesar: Atlético de Madrid venció a Girona en el regreso de Arias 

Las conducciones del malagueño dieron otro aire al Real Madrid que hundió al Valencia en su campo, pero las ocasiones más claras seguían siendo de los locales, que cada vez que conseguían hilvanar un contragolpe metían el miedo en el cuerpo a los madridistas.

Curiosamente el Valencia encontró el premio del gol en una acción a balón parado, tras un saque de esquina botado por Parejo en el que Garay se adelantó a Casemiro para cabecear a la escuadra y sentenciar el partido. En el tiempo de prolongación Benzema recortó distancias pero sin tiempo para más.