Real Madrid 2018-2019
Real Madrid en la celebración de uno de sus goles en la Liga de España.
@realmadrid
31 Ene 2019 05:23 PM

Real Madrid está en semifinales de la Copa del Rey

Karim Benzema, en dos oportunidades, y Marcos Llorente anotaron los goles para el cuadro 'merengue' ante el Girona.
Daniel Zabala
Daniel
Zabala

Real Madrid estará en las semifinales de la Copa del Rey, tras vencer en la vuelta de los cuartos al Girona (1-3), liderado por un omnipresente Karim Benzema, autor de dos de los tres tantos del conjunto blanco, que ya había vencido en la ida (4-2).

Le puede interesar: Barcelona remontó, avasalló y accedió a las semifinales de la Copa del Rey

El delantero francés fue el gran protagonista del encuentro, pero antes de que el atacante de Lyon empezara a destilar su magia sobre el impoluto césped de Montilivi, los blancos tuvieron que sufrir. En el minuto 2, Alex Granell estrelló una falta en la cruceta de la portería de Keylor Navas.

Después de avisar a Gorka Iraizoz en hasta tres ocasiones, Benzema acabó anotando el 0-1 (minuto 27), al culminar una excelente combinación con Dani Carvajal, engañando al portero navarro del Girona.

Los discípulos de Eusebio Sacristán, que enlazaron el undécimo encuentro consecutivo sin conocer la victoria, continuaron intentándolo, pero no fue el partido ni de Cristhian Stuani ni del 'Choco' Lozano.

Fue el partido de Karim Benzema, que en el minuto 42 volvió a emerger de la nada para firmar el 0-2 con un disparo que se coló en el arco de Gorka Iraizoz, después de rebotar en su palo derecho.

Consulte: Valencia es el primer semifinalista de la Copa del Rey

El doblete del insaciable '9' blanco dejó la eliminatoria tan encarrilada que, en el minuto 57, ambos entrenadores retiraron del terreno de juego a sus mejores futbolistas -Karim Benzema y Cristhian Stuani-, pensando ya en los encuentros ligueros del fin de semana.

Las revoluciones del partido, de hecho, fueron bajando progresivamente hasta que, en el minuto 71, Pedro Porro, asistido por el debutante Àlex Pachón, con quien hace unos meses jugaba en el juvenil A del cuadro de Montilivi, despertó a la hinchada local con su primer gol como futbolista profesional.

Tan solo cuatro minutos después, Marcos Llorente neutralizó cualquier esperanza del Girona al anotar el 1-3 con un potente zapatazo desde la frontal del área rojiblanca.