Invasión de la cancha en final de Rusia 2018
Invasión de la cancha en final de Rusia 2018
Foto: Inaldo Pérez-RCN Radio
15 Jul 2018 12:11 PM

Pussy Riot, detrás de la invasión de cancha en la final de Rusia 2018

El grupo de activistas asegura que lo hicieron para protestar contra los abusos de autoridad del gobierno ruso.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

La final del Mundial de Rusia 2018 tuvo un suceso extradeportivo que interrumpió durante unos minutos la continuidad del juego: una invasión del terreno de juego que el grupo Pussy Riot se atribuyó.

El partido iba por el minuto 51. En ese momento, el marcador estaba 2-1 a favor de Francia y Croacia luchaba por empatar. Luka Modric tenía el balón en la mitad de la cancha y le lanzó un pase largo a Ivan Rakitic.

Rakitic recibió la pelota y empezó a perfilarse para atacar, pero tuvo que detenerse porque cuatro presuntos activistas de Pussy Riot invadieron el terreno. Los hinchas croatas chiflaron.

Uno de los manifestantes llegó cerca de donde estaba el jugador Dejan Lovren, quien ayudó al cuerpo de seguridad a detenerlo.

Al final, los activistas fueron retirados del campo y el partido se reanudó. Aunque en principio no se sabía quiénes habían sido los invasores de la cancha, el grupo Pussy Riot emitió un comunicado en el que se atribuyó lo ocurrido. 

El acto se hizo para conmemorar la muerte del poeta Dmitri Prigov, ocurrida el 16 de julio de 2007. Prigov era disidente de la Unión Soviética, y en 1986 fue detenido por la KGB y llevado a un hospital siquiátrico. Murió, según reportes del momento, de un ataque del corazón a los 66 años, 

Por esa razón, además, la invasión de la cancha en la final también era para protestar contra los abusos policiales y de autoridad en Rusia. Al respecto, Pussy Riot publicó un texto en el que hace un paralelo satírico entre el 'policía celestial' que "disfruta las victorias del equipo ruso de fútbol" y el 'policía terrenal' que "lastima a todos". 

Así que, dicen las Pussy Riot, esa cara amable de la autoridad, llamada 'policía celestial', es la que organiza el Mundial de Fútbol, mientras que el otro policía, terrenal, "entra al juego sin importarle las reglas del juego".

De ahí se deriva que los activistas hayan entrado a la cancha disfrazados como policías. Por último, Pussy Riot publica una serie de demandas al gobierno ruso, como liberar a todos los presos políticos, cesar las detenciones ilegales, "permitir la competencia política en el país" y "no inventar acusaciones criminales y no mantener a las personas en las cárceles sin ningún motivo"

Fuente
Sistema Integrado Digital