Rachel Hill, jugadora de los Chicago Red Stars
Rachel Hill, jugadora de los Chicago Red Stars
AFP
1 Oct 2021 07:22 PM

FIFA y Federación de Fútbol de EE.UU. investigarán escándalo en liga femenina

Dos jugadoras han denunciado una mala conducta por parte del exentrenador Paul Riley.
agenciaefe
Agencia
Efe

La Federación de Fútbol de Estados Unidos informó este viernes por la noche que iniciará una investigación independiente sobre el escándalo sexual denunciado por varias jugadoras que compiten en la Liga Nacional de Fútbol Femenino (NWSL, sus siglas en inglés).

El máximo organismo del fútbol de Estados Unidos a través de un comunicado oficial confirmó que iniciará "inmediatamente" una investigación sobre las acusaciones de dos jugadoras de coerción sexual y mala conducta por parte del exentrenador Paul Riley, que fue despedido este jueves por su equipo de North Carolina Courage.

Mire además: El 'Pibe' Valderrama dispara elogios para Carrascal y lo compara con Cardona

Aunque la Federación de Fútbol ya no tenía el control de la liga desde la pasada temporada, sí fue la responsable de su fundación en el 2013 y la dirigió hasta el 2020, lo que significa que estuvo a cargo durante un largo período en el que las acusaciones de Riley tuvieron lugar.

Además recordó que continúa apoyando financieramente a la NWSL y que muchas de las jugadoras de la selección nacional femenina de Estados Unidos compiten en la NWSL, por lo que considera que la federación debe trabajar al máximo en el esclarecimiento de los hechos que se toma con toda la seriedad que implican.

Vea además: Los tres jugadores que harían falta en la convocatoria de Rueda

"Tenemos la responsabilidad de investigar hasta sus últimas consecuencias el comportamiento aborrecible que se ha informado y obtener una respuesta completa y franca comprensión de los factores que permitieron que sucediera y los cambios que se deben hacer para asegurarse de que no vuelva a suceder", destaca el comunicado de la federación estadounidense de fútbol.

También se destaca en el comunicado que la federación contratará a un investigador externo e independiente "con amplia experiencia en denuncias de conducta indebida en el lugar de trabajo", para que se pueda conocer la verdad de los hechos y todas las partes puedan ser escuchadas. 

FIFA toma acciones ante la controversia  

Órganos judiciales de la FIFA ya abrieron una investigación sobre el escándalo sexual en el que se ha visto involucrado un entrenador y que generó la suspensión de los partidos programados para este fin de semana.

Aunque se trata de un asunto relacionado con una asociación miembro de la FIFA, -normalmente la FIFA no interviene en los problemas internos en cada una de las federaciones- la National Women's Soccer League (NWSL, en inglés) considera que su intervención será de gran valor a la hora de esclarecer todo lo sucedido.

De interés: Los 'líos' de Cristiano mientras estuvo en la 'Juve', según Bonucci

Tanto la Federación de Fútbol de Estados Unidos como la NWSL serán las encargadas de aportar toda la documentación que la FIFA les solicite de cada una de las partes implicadas en el escándalo.

U.S. Soccer suspendió la licencia de entrenador de Riley luego de un informe periodístico dado a conocer el jueves por la página de internet de "The Athletic" en el que las exjugadoras de la NWSL Sinead Farrelly y Mana Shim relataron presuntos abusos por parte de Riley, nacido en Inglaterra.

El presunto acoso a Farrelly comenzó en 2011 cuando era jugadora del Philadelphia Independence de la ahora desaparecida Liga Femenina de Fútbol Profesional.

Consulte también: Lillo sería uno de los candidatos para reemplazar a Koeman en el Barcelona

Farrelly le dijo al sitio web que el abuso continuó cuando estaba con las Portland Thorns. Shim, una exjugadora de las Thorns, supuestamente también sufrió acoso.

La FIFA ha reiterado en cada una de las controversias relacionadas con el comportamiento cuestionado o mala conducta de los profesionales y directivos que se encuentren dentro del mundo del deporte del fútbol que serán investigados hasta sus últimas consecuencias, sin hacer ningún tipo de concesiones.