Alemania derrotó a Holanda en su casa.
Alemania derrotó a Holanda en su casa.
AFP
24 Mar 2019 05:00 PM

Alemania asaltó el Johan Cruyff Arena de Holanda

La renovación teutona se impuso en la tierra de los tulipanes.
David Fernando Rocha
David Fernando
Rocha

La rejuvenecida selección alemana de Joachim Löw derrotó este domingo en Ámsterdam a Holanda (3-2) en un duelo lleno de alternativas entre las dos favoritas a clasificarse a la próxima Eurocopa-2020 en el Grupo C.

Leroy Sané (15) y Serge Gnabry (34) pusieron el partido de cara para Alemania, pero Matthijs de Ligt (48) y Memphis Depay (63) alimentaron las esperanzas locales, frustradas con el gol postrero de Nico Schulz (90).

Después de un primer tiempo donde la nueva versión de la rejuvenecida Mannschaft recuperó el gol y dio esperanzas de poder volver a pelear por los puestos de honor en las grandes citas, en el segundo acto Holanda la sometió a un correctivo sin paliativos en el que el punto salvado parecía un consuelo menor para los pupilos de Joachim Low. Hasta que Schulz apareció para dar los tres puntos a los suyos.

Mire acá: Rinus Michels, eterno

El delantero del Manchester City Leroy Sané, uno de los jugadores llamados a liderar el nuevo proyecto de Alemania sin los descartados Mats Hummels, Jérôme Boateng y Thomas Müller, fue el encargado de abrir el marcador en el minuto 15.

Una internada por la izquierda de Schulz acabó con el esférico a pies de Sané, quien superó a Jasper Cillessen de potente zurdazo cruzado.

Sané, de 23 años, ha visto puerta en tres de sus últimos cuatro partidos con la selección.

Otro joven valor, Serge Gnabry, firmó el 2-0 mediante un soberbio derechazo con rosca que se coló por la escuadra de la meta defendida por el arquero del FC Barcelona.

Holanda pudo haber igualado minutos antes, pero el remate a bocajarro de Ryan Babel a centro del extremo del Sevilla Quincy Promes se encontró con una prodigiosa atajada de Neuer (28).

Lea acá: Rinus Michels, mejor entrenador de club de la historia para 'France Football'

Menos pudo hacer el arquero del Bayern de Múnich ante el cabezazo del central del Ajax De Ligt, ni ante el derechazo del delantero del Lyon Depay desde dentro del área en medio de un barullo de piernas.

Pero cuando el empate parecía contentar a todos, Schulz remató un pase de Marco Reus cambiando la historia del partido.

Este resultado no resta el favoritismo a las dos históricas selecciones a comandar un Grupo C en el que están asimismo Irlanda del Norte, Estonia y Bielorrusia.

La Oranje de Ronald Koeman suma 3 puntos en dos partidos disputados, mientras que Alemania logró sus tres primeras unidades en su debut en las eliminatorias.

Fuente
AFP