Leiderman Ortiz, alcalde de Caucasia.
Leiderman Ortiz, alcalde de Caucasia.
Cortesía
27 Dic 2019 02:40 PM

Suspensión de posesión del alcalde en Caucasia desata dura polémica

Leiderman Ortiz presentó una denuncia por fraude procesal ante la suspensión de su elección.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

Una dura polémica se desató en el municipio de Caucasia (Antioquia) por cuenta de la posesión Leiderman Ortiz como alcalde de este municipio para el periodo entre 2020 y 2023. 

Al mandatario, quien como periodista hizo varias denuncias de corrupción y llegó hasta a ser bombardeado en su vivienda, le fue suspendida la posesión en una decisión del Tribunal Administrativo de Antioquia el pasado 6 de noviembre.

Esa decisión, que fue ratificada el pasado 19 de diciembre por parte del Consejo de Estado, obedece a una denuncia en contra de Ortiz por haber suscrito un contrato con la alcaldía de Caucasia, presuntamente violando el régimen de inhabilidades para contratar con el Estado.

Sin embargo, Ortiz tiene en su poder el acta de resciliación del contrato que había suscrito con la administración local. Así lo ha presentado en documentos que publicó para demostrar que no tenía tal inhabilidad. (La resciliación de un contrato es un documento que anula todos los efectos jurídicos del mismo). 

El acta de resciliación presentada por Leiderman Ortiz.
Cortesía
El acta de resciliación presentada por Leiderman Ortiz.

Leiderman Ortiz ha señalado que la demanda en contra de su elección surgió luego de que él mismo iniciara la fase de empalme y de que anunciara una serie de hallazgos que configurarían graves casos de corrupción por el mal manejo de las finanzas y la contratación por parte de la actual administración del municipio

Por eso, recalcó que sectores políticos del municipio engañaron a la justicia para impedir su posesión el próximo 1 de enero, al no presentar el documento de resciliación. Al respecto, decidió interponer una denuncia por fraude procesal por -según él- haber sido ocultada el acta de resciliación. 

Con este panorama, el municipio vivirá un verdadero limbo administrativo a partir del 1 de enero –cuando debía posesionarse Ortiz– por cuenta de esta medida. 

Fuente
Sistema Integrado Digital