Boletería-LA-FM-Colprensa1.jpg
Imagen de referencia de Colprensa
Imagen de referencia de Colprensa
30 Jul 2018 05:37 PM

Superindustria formula pliego de cargos contra Fedefútbol y TicketShop por reventa de boletas de la Selección

La Superintendencia corroboró que las entidades están involucradas en el desvío masivo de boletas para reventa de boletería.
Martha Olaya
Martha
Olaya
@Marthaolaya1

Luego de diez meses de investigación, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), formuló pliego de cargos contra la Federación colombiana de fútbol (FCF), TicketShop, Ticketya, sus altos directivos y varias otras personas por haber planeado una estrategia que habría dado como resultado la desviación masiva de boletas con fines de reventa para los partidos de fútbol disputados por la Selección Colombia en condición de local en el marco de la eliminatoria al Mundial Rusia 2018.

Los implicados

Entre las personas implicadas de la Federación Colombiana de Fútbol están: Luis Bedoya, expresidente de la Federación, Ramón Jesurún, actual presidente de la FCF, Álvaro González Alzate, miembro del Comité Ejecutivo, al igual que Jorge Fernando Perdomo, Alejandro Hernández, Claudio Javier Cogollo, Elkin Enrrique Arce, entre otros.

Los funcionarios implicados de TicketShop son: el representante legal, César Ronaldo Carreño, e Iván Darío Arce, gerente administrativo.

Por parte de la empresa Ticketya, los implicados son: Elía Jóse Yamhure, representante legal, Leticia Guijaro, asistente de Gerencia, Rodrigo Rendón socio del grupo, entre otros.

La actuación administrativa adelantada por la Superintendencia de Industria y Comercio cuenta con la participación, en condición de delator, de la empresa TicketShop y sus altos directivos, quienes aportaron pruebas, contratos, documentos, correos electrónicos, mensajes de Whatsapp, informes de liquidación parcial de las actividades de entrega de boletas para los fines de reventa, entre muchas otras evidencias. 

La Superintendencia pudo establecer que “la conducta investigada se desarrolló por fases sucesivas en el tiempo, en las que cada uno de los investigados jugó un rol específico para contribuir al resultado que se ha indicado, es decir, para el desvío masivo de boletas con fines de reventa en la eliminatoria al Mundial Rusia 2018”.

Según el superintendente Pablo Felipe Robledo, “la entidad pudo comprobar que el precio de taquilla (valor nominal) de las 42.221 boletas desviadas masivamente con fines de reventa equivale a una suma superior a los $ 8 MIL 700 millones de pesos y que en un escenario conservador estimado con base en las pruebas que obran en el expediente, sobre los valores en que Ticketya revendía las boletas en el primer eslabón de reventa, esas 42.221 boletas hubiesen podido generar ingresos a los revendedores integrantes del autodenominado 'Grupo / Socios Ticket ya' en el primer eslabón de reventa por más de $ 21 MIL 800 millones de pesos, aproximadamente, con una utilidad de más de 13 MIL millones de pesos”.

Fases de la investigación

Según la Superindustria, la primera fase está relacionada con el direccionamiento del contrato de operación de la boletería por parte de la Federación hacia TicketShop, lo cual se materializó al momento en que el Comité Ejecutivo adoptó la decisión de adjudicarles el contrato, sin importar que de acuerdo con las condiciones del pliego, no podía ser  esta empresa el oferente escogido.

La Superintendencia también pudo establecer que “la propuesta económica de TicketShop era abiertamente irracional desde el punto de vista económico, pues solo permitiría el retorno de la inversión y los gastos en que debía incurrir el contratista, bajo un escenario de 80% promedio de ocupación en todos y cada uno de los nueve partidos de la Selección Colombia”.

En la segunda fase la Superindustria pudo establecer que Ticketshop desvió más de 42 mil boletas con fines de reventa que fueron entregadas para tal propósito al autodenominado 'Grupo / Socios Ticket ya'.

En la tercera fase la entidad pudo corroborar que algunas de las ventas al por mayor de boletería se vendieron hasta con un 350 % por encima del precio de taquilla, realizadas en oficinas de Tuticketya en la ciudad de Barranquilla.

Adicionalmente, otras pruebas acreditan que la FCF, a través de sus más altos directivos, autorizó el desvío de la boletería e incluso estuvo informada de los cortes de cuentas entre el operador oficial de la boletería Ticketshop y el autodenominado “grupo / socios Ticketya”, señaló la entidad.

Lea también: Fedefútbol sobre reventa de boletas: demostraremos nuestro correcto proceder

 

Pablo Felipe Robledo, superintendente de Industria y Comercio, habló con LA FM

 

Pablo Felipe Robledo, superintendente de Industria y Comercio

Fuente
Sistema Integrado de Informaciòn