28 Dic 2015 10:11 PM

Se mantiene la alerta en todo el territorio nacional por incendios forestales

Helicópteros Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana acondicionados con el sistema bambi bucket mantienen sus operaciones de extinción de incendios en los departamentos de Cundinamarca y Boyacá.
Las labores en tierra no han sido suficientes para contrarrestar las llamas que han afectado más de 40 hectáreas en los cerros de Albán y Guatavita respectivamente; por esta razón, aeronaves de la Fuerza llevan más de cuatro días  trabajando desde el aire, y continuarán operando hasta controlar el fuego de manera definitiva.
 
Con más de 13 horas de vuelo, 32 mil galones de agua y líquido retardante lanzados en 63 descargas sobre las conflagraciones presentadas en Guatavita y Albán en las últimas 24 horas, tripulaciones de estos equipos UH-60 ratifican su compromiso con el medio ambiente, enfrentándose a fuertes vientos que dificultan el desarrollo de las operaciones.
 
Para apagar el incendio en Guatavita, el helicóptero realiza abastecimiento de agua en el embalsé de Tominé, mientras que para atacar las llamas en Albán fue necesario recurrir a piscinas artificiales.
 
La Institución mantiene en alerta a sus aeronaves y tripulaciones de ala rotatoria, con el propósito de actuar de manera oportuna en estas emergencias que afectan el medio ambiente y la salud de los pobladores, por el humo que se respira en las zonas aledañas.
Fuente
Sistema Integrado Digital