Buenaventura-RCN-Radio-2.jpg
Imagen del periodista Carlos Rizzo
10 Feb 2021 02:30 PM

¿Resurgieron las 'casas de pique' en Buenaventura?

Monseñor Rubén Jaramillo precisó que ahora a las personas las desaparecen y las entierran en fosas comunes.
Lina Marcela
Hernández Montes
@LinaMar18465639

Hay preocupación y alerta en Buenaventura por la denuncia realizada por monseñor Rubén Darío Jaramillo, obispo de Buenaventura, quien indicó que en la ciudad nuevamente estarían funcionando las denominadas casas que pique,  pero ahora, para no dejar evidencias, las personas estarían siendo desaparecidas, desmembradas y enterradas en fosas comunes.

“Lamentablemente continúa esa práctica en el puerto, ahora han cambiado la forma de hacerlo, pero siguen desapareciendo a la gente y la entierran en zonas boscosas a las afueras de la ciudad, o también en esteros y zonas de bajamar”, denunció monseñor Jaramillo.

Le puede interesar: Sobrevivientes a incendio en estación de Soacha acusan a policías por no abrir celda

El Obispo de Buenaventura mostró su gran preocupación por los que hechos de violencia que se vienen registrando en esta región del país, donde a diario se conocen casos de personas desaparecidas, en su gran mayoría jóvenes, pero que por temor  sus familiares no lo reportan ante las autoridades.

Por su parte, el personero de la ciudad, Edwin Janes Patiño, precisó que ante el Ministerio Público han asistido alrededor de 18 familias que tienen jóvenes desaparecidos, precisando que en la mayoría de los casos estas personas fueron sacadas a la fuerza desde sus viviendas.

Ante estas denuncias, dadas a conocer por la máxima autoridad eclesiástica del puerto, aún las autoridades no se han pronunciado ni han confirmado el resurgimiento de las denominadas casas de pique.

Sin embargo, en la vía que conduce al Bajo Calima, zona rural de Buenaventura, fueron hallados dos cuerpos, los cuales habían sido sepultados en fosas comunes en un lote baldío.

Lea además: ¿Prueba reina? Revelan llamada con detalles sobre muerte de Ana María Castro

Precisamente, como Vladimir Londoño Caicedo y Gloria Pamela Moreno Asprilla, fueron identificados las víctimas. Información entregada por sus familiares indica que estas personas fueron sacadas a la fuerza del sector de San Isidro en el Bajo Calima, zona rural de Buenaventura.

Sobre el caso aseguran testigos que vieron por última vez a la pareja, indican que esta habría sido intimidada por sujetos quienes, a las afuera del corregimiento, los obligaron a tomar un rumbo distinto. Curiosamente la motocicleta fue hallada tiempo después, lo que generó la zozobra de sus familiares.

Está situación generó que se adelantaran los planes de búsqueda, por parte de la comunidad del sector, hasta dar con el paradero del lote baldío donde se encontraban los cuerpos enterrados.

Debido a estos hechos de violencia que se vienen presentando en Buenaventura, este miércoles se realizará una cadena humana para proclamar por la paz en este territorio.