4 Nov 2015 09:00 PM

Reacciones encontradas tras aval de la Corte a adopción por parte de parejas gay

Luego de que la Corte Constitucional aprobara la adopción por parte de parejas del mismo sexo, las reacciones no se hicieron esperar.
En el caso del Instituto de Bienestar Familiar, la respuesta a este anuncio del alto tribunal fue de aceptación.
 
Según el ICBF, se declaran respetuosos de las decisiones judiciales y acatan la decisión de la Corte Constitucional. 
 
Enfatizó el Instituto que continuará haciendo prevalecer el derecho de los niños, niñas y adolescentes a una familia y en todas sus actuaciones tendrá como consideración principal su interés superior.
 
“Los procesos de adopción se continuarán cumpliendo de acuerdo a lo establecido por la ley como lo ha venido haciendo el Instituto, aplicando un trámite riguroso que mediante talleres, entrevistas y visitas permite determinar la idoneidad de quienes quieren adoptar, garantizando así el derecho de los niños, niñas y adolescentes a crecer en una familia”, aseguró el ICBF a través de un comunicado.
 
 
En el caso del Colectivo Colombia Diversa, su directora, Marcela Sánchez, recibió con alegría dicha decisión y aseguró con esto finalmente se remueve un obstáculo legal grande para que parejas del mismo sexo puedan presentarse como adoptantes.
 
Solo ser pareja del mismo sexo era un obstáculo para el ICBF, esta decisión permite que todas las parejas sean tratadas por igual en un proceso común y corriente”, aseguró Sánchez, al recibir la noticia de la que aseguró que solo falta que se eliminen los prejuicios sociales.
 
 
En una orilla diametralmente opuesta, la iglesia colombiana elevó su voz de protesta y de rechazo ante la decisión de la Corte. 
 
Según monseñor Juan Vicente Córdoba, este hecho solo demuestra que hay una dictadura de la Rama Judicial, ya que decisiones como estas solo le corresponden al Congreso de la República.
 
Asimismo, aseguró que a los menores abandonados y en espera de adopción debe devolvérseles lo más parecido a lo que perdieron, un padre y una madre, no dos personas del mismo sexo. Enfatizó que en temas como estos debe hacerse un referendo para que llamen a los colombianos a decidir.
 
“¡Zapatero a tus zapatos! A la corte constitucional no le corresponde tomar este tipo de decisiones y en vez de cuidar la ley la están cambiando. Esto solo le corresponde al Congreso de la República”, aseguró monseñor Córdoba.